11 de noviembre de 2007

La piratería es delito.


En la Argentina se venden 26 millones de discos ilegalmente, lo que genera para la industria de la música pérdidas por 600 millones de pesos, cifra que, si se suma el 21 por ciento de IVA, alcanza 620 millones de pesos.

Así lo advirtió el abogado Javier De Lupí, representante de la Industria Argentina de la Música (CAPIF), quien destacó la labor realizada por la Aduana que, mediante amplios operativos, incauta permanentemente millonarios cargamentos de música ilegal que pretenden circular por la Argentina.
Según la información suministrada por CAPIF, sólo en la Feria bonaerense de La Salada se venden discos entre 1 y 1,25 pesos y se encuentran ofertas de 10 discos por 8 pesos. En ese sentido señala que "la piratería representa el 60 por ciento", es decir que "sólo el 40 por ciento corresponde al mercado legal". Por otra parte, también refirió al tráfico de música en Internet, al que consideró incuantificable, pero estimó que alcanza el 80%
Además, afirmó que si bien "debemos trabajar con acciones elocuentes, como la destrucción del material por una cuestión de claridad, dejando el mensaje de que ese material no vuelve al mercado", también "los organismos estatales deben tratar de que la piratería no sea un negocio redituable con baja penalidad", porque "la música es una expresión creativa que genera bienes intelectuales".

Lo que parece ser un negocio que apunta a bajar el precio de los discos irremediablemente, es en verdad una certera muestra más de que en la Argentina, la viveza criolla nos va a hundir definitivamente.

Todos hemos caído en la tentación de bajar música por internet, comprar discos o películas copiadas en puestos callejeros pero, ¿alguna vez te preguntaste hasta donde llega el daño cometido?

En principio, la industria discográfica emplea a miles de personas que trabajan a lo largo y a lo ancho de la estructura del negocio, desde los estudios de grabación, pasando por los editores, masterizadores, proveedores del rubro, distribuidores, personal de las discográficas, músicos, agencias de prensa y difusión, tiendas de venta de discos, estudios de diseño, etc.

Si los discos no entran en el circuito formal, toda esta masa comercial no tiene razón ni sentido de ser y por ende los músicos dejarían de promocionar y producir sus discos, ya que sin el sustento económico de todo el mercado sería inviable su quimera.

Todas las bandas y músicos que operan en el circuito independiente, solamente excluyen a las discográficas del negocio, por lo tanto, necesitan sí o sí, de los distribuidores, tiendas de discos y demás empleados del rubro para posicionar sus discos a escala nacional.

En la vereda de enfrente están los puesteros que no tienen ningún tipo de protección. Su empleo informal no los protege por enfermedad, no les da obra social, ni seguro de sepelio ni de vida obligatorio, no les da una jubilación ni los incluye en mercado laboral. Obviamente todo lo vendido por ellos se divide en dos partes: El dinero que cobra la comisaría local para dejarlo operar y el resto va a parar al personaje siniestro que opera a gran escala armando su estructura informal que no aporta un sólo centavo de impuestos al fisco. Esos mismo impuestos que deben ser utilizados para solventar a las fuerzas de seguridad, la educación pública, las universidades, la salud pública, etc.

En resumidas cuentas, si pensás que comprando discos o DVD piratas te beneficiás vos porque pagas una séptima parte de lo que valen, entonces tu problema es particular y el verdadero problema general no lo ves o no te interesa verlo. Pensálo.

Yo por lo pronto, compro con menos frecuencia, pero compro discos legales. Si todos compramos, el precio baja y la piratería deja de existir.

10 comentarios:

F. Fabian dijo...

Nada que se compre en demasía baja de precio en este pais. Hubo que esperar años para que bajen los plasmas, y eso paso cuando supimos que su duracion es de 5 años. Un disco , algo tan actuial y de moda, debe recaudar lo maximo posible en corto tiempo. Entonces nada bajara. Nos seguiran afanando, cobrando en exceso y ganando solo los intermedirario. Cuanto ganara el musico...sabes...
Seria bueno averiguarlo. La torta se la llevan otros. Con esto no protegemos al musico, principal creador, protegemos a los mercaderes, a los transfugas de los sellos. Siempre estoy de acuerdo con vos. No esta vez...un abrazo marca Megadeth

OliverX dijo...

Fabián: Me parece muy bien que tengas una postura al respecto y sea opuesta a la mía.
Tal vez no fui claro en mi desarrollo pero no quiero dejar dejarlo claro:
Del total del valor de un disco de $30, llega a la tienda a un valor cercano a los $20, dependiendo la cadena, por lo tanto ese 33% es para el negocio de la tienda y sus costos (local, empleados, inversión, utilidades).
De los $20 anteriores, $2 pesos corresponden aproximadamente a las distribuidores, dependiendo la zona geográfica.
Supongamos que esos $18 son la facturación real de la discográfica. Al artista pueden irle, según contrato, desde un $1 a $4.
Con la diferencia que resta ($14 a $17)la discografía tiene que pagar su estructura, amortizar la inversión de la grabación del disco (dependiendo la banda, esto puede llegar a cientos de miles de pesos), cubrir sus inversiones futuras y obtener ganancia.
Al margen de que opino que un disco tiene valor en sí y no un precio de tapa, creo que el negocio es mucho más abarcativo que lo que le toca a la discográfica. Pensá que muchas familias viven de la industria.

La discusión de fondo está en si es beneficioso para la sociedad que exista la piratería o sólamente es beneficioso para el particular que la consume.

Bruno dijo...

Los proveedores de internet, si quieren, bloquean las páginas de descarga de música y los programas p2p.
Deberían de hacerlo no solo por la música, sino por la propiedad intelectual.
A todos esto hago una salvedad.
La única (LA UNICA) música que descargo de internet son recitales no editados y rareza no editadas.
El resto lo compro, porque la calidad de un CD no se consigue en un MP3.
Y contrariamente a lo que muchos piensan, los CD que venden en la calle, no son copiados de otros CD como se hacía antes, son descomprimidos de un mp3, solo que el mp3, una vez que se comprime pierde para siempre la calidad original.
Si queres meter 10 cosas done entran 2, algo afuera queda, y en un mp3 es calidad de sonido.

Todos Gronchos dijo...

Muy buena explicación.

Yo como buen pequeño burgués trato de respetar la creación intelectual de otros.

En realidad ya no compro DVDs porque son muy berretas.

No podés ver Duro de Matar 4 hablada en ruso, un bodrio.

OliverX dijo...

Bruno:
Coincido con vos y también es cierto que muchas cosas no están editadas y mucho menos videos de recitales. También es cierto que los mp3 graban en una relación de 10 a 1 prescindiendo de calidad y frecuencia en khz.

Mr. Groncho:
Ayer pasaba por el videoclub del barrio y de camino me crucé con 4 puesteros de DVD truchos. Le pregunté al pibe del videoclub, que somos casi como amigos, como hacía con los gronchos que vendían trucho a media cuadra... Me dijo que la comisaría del barrio les cobra a todos esos puesteros la módica suma de 600 pesos diarios para que sigan funcionando. (Mi cara) Le vuelvo a decir... ¿te vas a quedar de brazos cruzados?.. y me contesta: ¿qué querés que haga si los cuida el comisario?, aparte a mí tanto no me jode, el problema lo tienen los de blockbuster que parece que se van del país...
Me fui silbando bajito y pensando... "por ahora no te molesta."
PD: Qué van a hacer con todos los empleados de Blockbuster que van a quedar en la calle?
Abrazos muchachos...

Barullo dijo...

No es un tema tan sencillo. No se puede perseguir ningún delito penalizando a toda la población.

Y menos se puede penalizar a la población si el modelo de negocio de las compañías discográficas y de video persiste en ignorar los cambios tecnológicos. Cuando había discos de pasta, no había piratería de discos. Creo que la cosa empezó con el grabador de cassettes, que puso la tecnología de "producción" al alcance de la gente. De ahí en adelante, el problema sólo puede agudizarse, y repito: no puede penalizarse a todo el mundo.

Se puede perseguir a los vendedores, pero mientras tanto seguirá existiendo el mano a mano, el compartir algo con nuestros semejantes.

Comprendo ciertamente el perjuicio que puede causar a los creadores, pero habrá que buscar alternativas.

Y las llamadas "leyes de propiedad intelectual" están hechas por las grandes corporaciones.

Recomiendo leer el libro "Free Culture", traducido al castellano. Búsquenlo en Google, y bájenlo sin culpas: es un libro que se puede descargar libremente.

Patto dijo...

Música: Me parece mal lucrar con el producto de otro, y no pago. Sí me bajo cosas, y eso no me parece malo.
Si el músico quiere vivir de la música, que toque en vivo.
Miren a los DJs, músicos de una "nueva era", no paran de tocar y tocar en vivo en todos lados, yo me beneficio escuchándolo en vivo y el gana sus buenos morlacos, sin gigantescos intermediarios.

Películas: Si realmente la quiero ver, voy al cine. No voy a alquilar una película ni muerto. Los que no te chorean con el precio, te ponen copias piratas.

Libros: Los compro, a no ser que no se consigan. Y si los leo digital y me gustan, también los compro.


*Una cosa: si aplicamos el IVA del 21% a 600 millones, da 726 millones, no 620.

*Otra cosa: lee el discurso de capo de apple respecto a la distribución de música y las actitudes de las disquerías al respecto.

salute!

Carlos dijo...

En mi caso bajo muchas peliculas (tengo mas de 400 en DVD) pero nunca las alquile a nadie, como mucho las presto a algun amigo. Tb bajo mp3.
Ahora el tema es, si no bajara estas cosas las compraria? absolutamente no.
Las bajo porque es muy facil hacerlo, pero si no pudiera tampoco me cambiaria la vida. Y algunos de los que compran discos "truchos" supongo que lo hacen porque estan baratos, y no creo que si no pudieran hacerlo irian a comprarlos legalmente pagando 3 o 4 veces más lo que cuesta truchos.

Saludos.

OliverX dijo...

Barullo:
Bajar música de internet no está todavía regulado a nivel nacional. Lo concreto es que la práctica de la piratería atenta no sólo contra la industria sino también contra las personas que viven del negocio que ya enumeré. Saludos.

Patto:
El cambio de paradigma en relación a la distribución de la música está recién comenzando. Itunes es el ejemplo de ese nuevo modelo. Lo del IVA no lo había notado, igual copié la nota textual de periódico. Ariana se habrá encargado de notárselos a los de Clarinete. Saludos,

Carlos:
Es una visión particular la que tenés. Trato de mostrar la visión general del problema. Un problema que le trae pérdidas económicas e inestabilidad laboral a muchos argentinos, al margen de las "malditas" discográficas.
Abrazos.

Anónimo dijo...

Un sitio que quizá pueda interesar:

http://www.wumingfoundation.com/italiano/outtakes/apuntes_copyleft.htm

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails