29 de diciembre de 2007

Cómo soñamos y cómo recordarlo.

El Sueño. De Salvador Dalí.

El sueño es un estado fisiológico temporal de inconsciencia caracterizado por un cese de la actividad sensorial, de la movilidad y del estado de alerta.

La necesidad de dormir es biológica y aparece periódicamente, en ciclos, con el fin de procurar un descanso al organismo y regenerar energías gastadas. No es una situación pasiva, sino un estado activo donde tienen lugar cambios de las funciones corporales y actividades mentales de enorme trascendencia para el equilibrio psíquico y físico de los individuos. La organización neurofisiológica del sueño ha sido estudiada mediante datos analíticos, electroencefalográficos y a través de electrooculogramas. Así se ha podido dividir en el sueño dos fases o períodos: fase de sueño lento o no REM (Rapid Eye Movements o movimientos oculares rápidos) y fase de sueño rápido o REM. A continuación la breve descripción:

- Fase no REM o fase de sueño lento y reparador: se caracteriza por la carencia de movimientos oculares rápidos. Es el sueño clásico. Cuando cerramos los ojos entramos en la fase 1 característica del sueño ligero y de la somnolencia, iniciándose la distensión muscular, la respiración se vuelve uniforme y aparece en el electroencefalograma una actividad cerebral más lenta que la que existe en vigilia. Así estamos unos minutos.

A continuación se entra en una fase 2 donde las ondas cerebrales se lentifican algo más, siendo aún una fase de sueño ligero donde es fácil despertarse.

Seguidamente tiene lugar la fase 3-4 de sueño profundo donde las ondas cerebrales son aún muy lentas y sólo fuertes estímulos acústicos o táctiles nos despiertan; se produce una disminución en los movimientos corporales, tono muscular, temperatura, la presión arterial y el ritmo cardiorrespiratorio. Aumenta la sntesis de proteínas y se incrementa la producción de hormona de crecimiento.

La fase 3-4 ocupa más del 50% del trazado EEG y son periodos amnésicos donde no se recuerda nada de lo soñado. Todo este periodo suele durar 60-70 minutos y a su final se entra en el periodo siguiente llamado REM.

- Fase REM o fase de sueño rápido: es una situación fisiológica que se caracteriza por los movimientos oculares rápidos, actividad cerebral similar al estado de vigilia con aumento de la actividad metabólica y de la temperatura corporal. Es un periodo esencial para el desarrollo cerebral y actividad de los genes y reparación de las moléculas. Su duración es entorno a los 20-30 minutos y a su final se vuelve a entrar en fase 2 para posteriormente pasar a la 3 y 4. En esta fase hay actividad soñadora y se recuerda con más facilidad los ensueños.Una noche de sueño típica empieza con la fase 1 seguida de las fases 2, 3 y 4 sucesivamente, entrando (a los 60-70 minutos de comenzar el sueño) en el primer periodo REM y de aquí tras sus 20-30 minutos de duración se vuelve a entrar en la fase 1, 2, 3 y 4.Estos ciclos secuenciales de sueño lento y rápido, se van repitiendo a lo largo de la noche con una duración aproximada de 90-100 minutos cada ciclo. En una noche se repiten 4-6 ciclos, dependiendo de la edad y de otros factores individuales.

Dra. Cristina Azcona San Julián - Especialista en Pediatría. - Unidad de Endocrinología Pediatrica. - Consultor Clínico Departamento de Pediatría CLINICA UNIVERSITARIA DE NAVARRA

Cómo recordar los sueños que tenemos en los períodos REM?

Fácil. Calculamos el tiempo de sueño que programamos con nuestro despertador en ciclos de 90/100 minutos para que coincida con el fin de un ciclo completo. Por ejemplo: Si usualmente dormimos 7 horas, deberíamos sumar 30 minutos más para coincidir con el fin de un ciclo REM. Si dormimos 6 horas entonces seguramente al levantarnos recordaremos los sueños ya que estamos finalizando el cuarto período REM de la noche.

Si ponemos el despertador con intervalos de 90 minutos, podremos registrar la secuencia completa de sueños que tenemos en una noche. Algo cansador pero vale la pena intentarlo una vez.

3 comentarios:

CLAUDE dijo...

Wow, qué loco. Yo pensaba que era necesaria una especie de hipnosis auto-inducida o alguna cosa así, algo mucho más complicado que programar correctamente el despertador.
Bueno, voy a ver si lo intento (si me animo, bah).

Bruno dijo...

Genial. Me parece que después de una buenas vacaciones (no tengo hace 2 años) por ahí lo intento. Igual a veces me da miedo recordar los sueños.

Frank Castle, The Punisher dijo...

En la teoría puede funcionar, pero depende del organismo de cada uno te podés adaptar a los ritmos y no recordar los sueños.

Una vez hablando con mi psicoterapeuta (por suerte ya entendí que soy más feliz loco como estoy) sobre los sueños y porqué no recordaba los sueños, llegamos a la conclusión que era porque siempre dormía exactamente lo mismo, entonces mi cuerpo estaba adaptado a esa cantidad de horas y los sueños se repartían en ese rango horario sin que termine nunca en el REM. Igual puede ser muy loco hacer eso, pero yo prefiero dormir de corrido y levantarme sin pensar que me comen hormigas gigantes o se muere algún pariente mio.

Suficiente que mi novia se tiene que bancar que hablo de noche y encima digo cosas sin coherencia.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails