4 de septiembre de 2008

Basta de Mentiras IV.

CARTA ABIERTA A LA PRIMERA DAMA (ahora PRESIDENTE.)

¿Y EL TÍTULO, SRA. FERNÁNDEZ?

Sra. Cristina Fernández de Kirchner:

Le escribo estas líneas en relación a los comentarios realizados por Ud. a medios periodísticos hace horas, en los cuales aseguró que la investigaciónde su eventual falta de título universitario era parte de una "campaña sucia", latiguillo harto conocido en el mundo político-periodístico cuando un funcionario se queda sin palabras para defender una postura determinada.

Debe usted saber, Sra. Fernández (como gusta que la llamen), que estoy lejos del partidismo y las agrupaciones políticas y que he denunciado a candidatos y funcionarios de toda extracción a través de las virtuales páginas de mi periódico digital Tribuna de Periodistas, lo cual ha provocado la enojada reacción de no pocos de ellos. Dicho esto, Sra. Fernández, y despojando de toda suspicacia al asunto, le hago saber que su comentario no satisface, ni mi necesidad, ni la de la sociedad, por saber si es usted abogada o no.

Persisten las dudas sobre la (vergonzosamente) enmendada 'ficha de entrega'de titulo presentada por la Universidad Nacional de La Plata y siguen sin aparecer personas que recuerden que usted haya cursado estudios desde 1976 hasta 1979 en esa misma casa de estudios. No he encontrado, asimismo, algún documento que haya sido firmado por usteden estos casi treinta años como 'abogada'. Menos aún alguno que mencione sueventual matrícula profesional.

Por otro lado, Sra. Fernández, permanecen en pie las contradicciones en las que usted ha incurrido al hablar de sus años de estudiante en La Plata y en su propio sitio oficial de Internet se omite decir si usted se recibió finalmente y, en tal caso, en qué año lo hizo. Le recuerdo que, dependiendo el interlocutor con quien usted hable, gusta decir que inició sus estudios en 1972 o 1974 indistintamente. Por caso, mientras su página de Internet asegura que usted inició sus estudios en1974, la propia universidad de La Plata jura -a través de la cuestionada ficha de entrega de título- que lo hizo en 1972.

Podría mencionarle, Sra. Fernández, muchas otras contradicciones, pero no vienen al caso, ya que usted cree que todo se reduce a algo tan miserable como una "campaña sucia" de mi parte. Debo admitir que me asombra semejante acusación ya que he concurrido a la justicia para que se investigue este hecho y he pedido ser querellante en la causa judicial pertinente, algo que no suele ser común en las "campañas sucias" vernáculas.

Yo entiendo su enojo, Sra. Fernández, por el hecho de que la denuncia por el título ha llegado más lejos de lo esperable, pero debo comentarle que eso es exclusiva responsabilidad suya y no irresponsabilidad mía. Yo he pedido hablar con usted en más de una oportunidad para aclarareste tema pero Ud. tiene esa terrible costumbre de no dar entrevistas. Asimismo, le he hecho saber que en caso de no aclarar el tema, recurriría a la Justicia y tampoco me dio bolilla.

¿Qué se supone que debía hacer? Póngase en mi lugar, Sra. Fernández, Ud. de pronto es periodista y observa que el principal candidato presidencial a disputar las elecciones nacionales es sospechado de 'usurpación de títulos y honores', nada menos que un delito penal. ¿Qué haría usted? Seguramente lo mismo que yo: pedir comprobación a la universidad, al ministerio de Educación y al mismísimo sospechado de usurpación. Y cuando no obtuviera respuesta en ningún lado -sumado a la aparición de un documento elocuentemente borroneado- iría Ud. a la Justicia a hacer la denuncia pertinente, esperando que se esclareciera la cuestión.

No ha habido, Sra. Fernández, una acción 'lineal e inmediata' contra usted como Ud. cree, sino todo lo contrario: se ha intentado todo lo humanamente posible para llegar a develar este tema durante muchos meses, tiempo en el cual sólo he escuchado mentiras y ocultamientos por parte delos funcionarios consultados. Y créame que este no es un tema menor comopara tolerar semejante maltrato. Si Ud. cree que hay una campaña en su contra, le recomiendo ir a la justicia y denunciarlo, tal cual he hecho yo con el tema de su título universitario, de lo contrario sus palabras sólo suenan a meras 'excusas'.

Ha perdido, Sra. Fernández, una hermosa oportunidad de tapar la boca de los periodistas que desconfían de su titulación mucho antes de que el tema llegara a la Justicia. Como bien suele decir el Dr. Fabián Bergenfeld -quien me patrocina y la denuncia junto a mí- Ud. podría haber enviado a cualquier empleado a su cargo a mostrar su certificado analítico a los medios. Hubiera sido más que suficiente. Pero no lo hizo y, peor aún, no parece querer hacerlo hasta el momento.

Ud. desmiente lo publicado por mí, pero no basta con su palabra. Menos aún proviniendo de una persona que ha mentido insistente y descaradamente a lasociedad sobre cuestiones de interés público como, por ejemplo, las mediciones del INDEC y la inseguridad. Ud. aún no ha demostrado, Sra. Fernández, que es abogada y le recuerdoque ha sido su propio círculo el que ha arengado públicamente por'usurpación de título' a personas de la talla de Juan Carlos Blumberg y Jorge Telerman. Por otro lado, no es menor el hecho de que los primeros comentarios respecto a su falta de "titulación" haya provenido de importantes fuentes de Casa de Gobierno, lo cual echa por tierra cualquier tipo de suspicacia y especulación.

Finalmente, Sra. Fernández, le comento que tiene Ud. una ventaja insuperable, le ha tocado la suerte de vivir en un país en el que cual los periodistas son permeables a las presiones del poder político -generalmente por dinero- y esto provoca que nadie indague sobre los temas que deberían abordarse realmente. Si fuera yo el hombre de prensa por Ud. elegido para entrevistarla, no dudaría en interrogarla sobre los fondos de Santa Cruz, las valijas de Southern Winds y, obviamente, los detalles de su titulo universitario.

La saludo respetuosamente y le agradezco que haya elegido a 'certeros' medios de comunicación para responder a mis requerimientos, aunque le comento que esto no hacía falta. Simplemente con responder el fax que envié en su momento a su Secretaría privada era suficiente. Atentamente.

Christian Sanz

PD: Nos vemos en la Justicia.

12 comentarios:

La sabiduría de Pato dijo...

Genial, simplemente genial.

Saludos!

CLAUDE dijo...

Llamativa posdata: “Nos vemos en la Justicia”. Últimamente me amarga mucho cualquier cosa relativa al Gobierno, y este tema no es la excepción. Es todo un reflejo de la idea del “título” como manera de mejorar el “estatus”, y hay en el fondo una cuestión jodida que tiene que ver con la gente que se siente baja y con los que meten el dedo en esa llaga. Me da más pena que otra cosa. Es más: me gustaría que ese título existiera.

RELATO DEL PRESENTE dijo...

No existe colegio de abogados en el que haya estado matriculada, y sin embargo, tuvo la moral suficiente para Presidir la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado y encima Juzgar a los Ministros de la Corte Suprema.

Muy buena la carta.

catu dijo...

hola, vine por lo que escribiste en el blog de Leo_Sci sobre el origen de éste.
no sé, supongo que tendría que leer otros artículos como para formarme una opinión del sitio en general.
sobre este post, me parece bastante naif y con algunos errores, por ejemplo, ningún abogado está obligado a matricularse a menos que quiera ejercer la profesión; de hecho hay muchísimos que se reciben y jamás se matriculan.
por otro lado, así como todos sabemos en qué universidades se pueden comprar títulos, posgrados y doctorados, no es difícil (si se tiene un poco de dinero) convertirse en "profesional"; cosa que para alguien con el poder de un presidente, no sería difícil, se saca el problema de encima y te cierra la boca (o tampoco sabés de los escribanos que guardan folios para eventuales contratos pre-datados?). no entiendas que digo que esto está bien, sino que en el estado que estamos y el nivel de corrupción al que todavía no podemos ni acercarnos a intentar neutralizar, cruzadas como ésta se convierten en luchas contra molinos de viento, al pedo, bah..
por último, si yo fuera la presidenta, y ante una acusación como ésta, tampoco saldría a mostrar el título, no sé, yo no lo haría. eso sí, si lo tengo que presentar en un juicio, vale.
otra cosa, "de la talla de..."? justo de Juan Carlos Blumberg? supongo que es un chiste.
saludos

OliverX dijo...

Pato:
Todavía no contesto en la justicia.

Claude:
Es cuestión de cambio de paradigma.

Relato:
Son las cosas inverosímiles que ocurren entre nuestra idiosincracia.

Catu:
La carta no es mía, es de Chiristian Sanz, periodista, demandante en la causa por usurpación de títulos y honores. Es una carta datada en Noviembre de 2007. La denuncia judicial sigue su curso. Los hechos son descritos con absoluta correlación cronológica.
Acá se habla de moral. De capacidad, no de títulos comprados o Decanos acallados.

En cuanto a Crear Conciencia, es una minúscula parte de mi vida. De todas formas, te invito a que profundices más para formarte una opinión al respecto, que desde ya será bienvenida, sin lugar a dudas.
Hay más de 170 posts.
Saludos.

German R. dijo...

Bien! Este es el país para los Rambo, solamente gente con huevo puede defender sus derechos.

OliverX dijo...

Germán:
Es un país más bien pluralmente ridículo. Encontramos justificaciones como la de Catu que se alejan por completo del discurso de ilegalidad de la norma y pretenden minimizar la valoración de un título legítimo.

catu dijo...

no sé a qué llamás "discurso de la ilegalidad de la norma" y no minimicé la valoración de un título legítimo; simplemente creí aportar un dato de la realidad que es el del acceso a ellos ilegitimamente, cosa que condeno.
lo que me extraña de tu comentario anterior es que sentenciás que vivimos en un país "pluralmente ridículo" y se supone que tenés este blog porque crees que las cosas se pueden cambiar y que "el hombre es perfectible". si de verdad creyeras esas cosas, no te brotarías por un comentario que considerás desacertado (o lo que sea) y en vez de ello, tratarías de hacerme entrar en razón.
no se trata de eso? no es esa tu cruzada?
saludos

OliverX dijo...

Catu:
Estás planteando vos objeciones a la supuesta usurpación de títulos y honores. Te alejás de lo que se está planteando acerca de la NO acreditación de un documento, que en el caso de un funcionario público, es obligatorio. Te alejás del "discurso de la ilegalidad de la norma", y digo norma porque se ha normalizado la corrupción para el caso que trato de rescatar con esta carta.

Hay una investigación (con testigos incluídos) acerca de la inverosímil respuesta de nuestra sra. Presidente acerca de su paso final por la Universidad de la Plata para obtener su título.

Si nuestra presidente accedió a un título de manera ilegítima es GRAVÍSIMO. Máxime que participó de la comisión de asuntos consticionales para la reforma de la nuestra Constitución.

Cuando digo pluralmente ridículo, y por supuesto que lo hice en clara alusión a tu comentario, es porque no entiendo tu argumento de defensa para con alguien que usurpa un título a todas luces y encima pretende esconderlo o justificarse diciendo que no lo muestra por que se le canta. (?)

Sigo sosteniendo que el hombre es perfectible. Me enojó la soberbia de tu comentario. Más por tildar al post de naif, cuando es una reproducción de una carta abierta de un periodista que lleva adelante una causa PENAL contra la presidente de la Nación Argentina.

Te lo digo con toda humildad, si hay algo con lo que uno debe luchar siempre es contra la propia soberbia. Tu comentario desborda de soberbia y al menos pretendo respeto para conmigo y para con todos los que comentan acá.

catu dijo...

supongo que esta es la última vez que pasaré por este blog y lo digo para ahorrarnos desentendimientos entre vos y yo.
me parece que no entendiste nada de lo que comenté. como no pusiste ninguna referencia en el post sobre esa carta, pensé que el autor (Christian Sanz) eras vos (usás un nick, es lógico que me confunda).
sigo considerandola (a la carta) una denuncia naif, y no por el contenido, sino por la falta de respuesta que -es obvio con el nivel de pedantería que tenemos en el gobierno- no iba a llegar.
recién cuando llegamos a la instancia judicial (como muy bien hizo Christian) podemos llegar a tener algo parecido a un resultado.
también denuncié el tema de la compra de títulos, y lo hice desde la indignación y agregué el ejemplo de los escribanos corruptos. todo ello para que manejemos datos de la realidad y arbitremos los medios para exigir respeto y transparencia en cualquier ámbito.
tarde o temprano, la Sra Presidenta tendrá que adjuntar el título o una copia certificada en la causa penal que le inició el Sr. Sanz, y espero que así lo haga y si no, el juez/jueza a cargo no descanse hasta conseguirlo.
otras cosas que dije (o las mismas pero leídas desde tu óptica) fueron apreciaciones personales, tan subjetivas como pueden ser las tuyas o las de los otros comentaristas y lectores.
que me tildes de soberbia por manifestar mi opinión (la que, insisto, no creo que esté tan alejada de lo que condenás en el post) eso sí me parece de intolerante.
¿vos (te) leíste el comentario que hiciste en lo de Leo_Sci sobre el origen de este blog? eso sí que me parece soberbio, de hecho estaba posteando en mi blog una crítica al mismo (sin citarte expresamente) porque me pareció el paradigma de, justamente, la soberbia, cosa que a mi no me cabe.
hay gustos para todos, y deben existir millones de personas que no adhieren a lo que vos decís o pensás (lo mismo corre para mi), pero no porque alguien me critique o no esté de acuerdo conmigo, lo voy a tildar de soberbio. soberbia es otra cosa.
lamento si te incomodé, o a tus lectores, te lo digo de verdad.
que tengas mucho éxito

OliverX dijo...

Catu:
Releí todo para ver si realmente interpreté todo mal, incluso ví lo que comenté en lo de Leo...
1. Tu comentario tiene, y no creo que nadie pueda decir lo contrario ya que todos leemos entre líneas, aire "canchero", de vivo criollo.
2. Pude haber malinterpretado tu opinión, pero vos desconocías el autor (podrías haberlo googleado, al menos).
3. Mi comentario en lo de Leo no es soberbia, es tal cuál es la realidad. Trato de ponerme objetivos inalcanzables para esforzarme al máximo. Tildarlo de soberbio tal vez implique que proyectes en mí lo que te pasa.
4. Entré a tu blog y veo que tenés esa tendencia de juzgarlo todo y emitir sentencias acerca de las cosas que las personas generan en sus blogs.
5. La soberbia no es un paradigma, es un defecto que vos y yo, como personas pensantes y analíticas, tenemos y que debemos combatir a diario para no atentar contra nuestras verdaderas posibilidades de crecer y aprender.
6. Te invito a hacer las paces. De verdad que no llegamos a ningún lado con los malentendidos.

catu dijo...

terminemos con esto, Oliverx, porque la verdad no vale la pena continuarlo indefinidamente, y tal como vienen las cosas...
1) bueno, si para vos tiene aire "canchero" o de "vivo criollo", puede ser (tal vez para otros no, o tiene aire a otra cosa) .a esto apuntaba con la cuestion de la subjetividad de cada uno. la gente puede ser canchera, dogmática, soberbia, desubicada, humilde, tendenciosa, irónica, intrigante... claro que sí. pero nadie tiene autoridad para pretender cambiar al otro. si no te gusta, no se contesta o sí, o se borra, o se suprime... dependerá de cada cual y las reglas de su publicación.
2) no necesito googlear a Christian Sanz porque sé quien és. lo que te dije (dirigido en 1º persona) es porque creí que Sanz eras vos (Oliverx) bajo algún seudónimo.
3) ponerte objetivos inalcanzables para esforzarte, es aceptable, hasta loable podría decir, y no se me ocurriría criticar tal acción per se. pero creo que los otros, los demás, podemos manifestarnos libremente y opinar sobre los temas que traés a tu blog (por ejemplo lo que dije sobre la denuncia via carta de Sanz: que era naif... al pedo, etc)
4) aqui otra vez estás siendo intolerante y dogmático: no deberías sentenciar que lo que digo/hago en mi blog es lo que soy/hago como persona. de hecho reniego bastante de esta forma de publicación y con el mismo derecho que vos tenés a abrir uno y hablar del tema que se te ocurra y criticar a quien se te ocurra, yo tengo el derecho a hacer lo que quiera. en este caso, y más generosamente que lo que debería, uso el blog para conocer otras publicaciones del tipo (y estudiarlas bastante seriamente porque como estudio filosofía y letras, este tipo de vía comunicacional es una materia) y cuando algo no me gusta (insisto, cada quien tiene derecho a pensar y opinar como se le cante) lo digo con mucho respeto y listo. vos estás en todo tu derecho en pensar y sostener que mi blog es una porquería, o una boludez o lo que quieras. no serás el primero ni el último. de hecho mucha gente entró y comentó que mi blog les parecía una boludez y respeté absolutamente el criterio.
así como hay blogs sobre música, sobre literatura, periodísticos, etc, etc, el mio es un blog sobre blogs, es decir, opino sobre un blog como vos o cualquiera pueden opinar sobre las olimpíadas, el gobierno Kirchner o los perros de raza.
5. te puse "paradigma" como sinónimo de "ejemplo" (mostración de algo) y no como un valor. claro que todos pecamos de soberbios en alguna ocasión, y en todo de acuerdo en que a diario tenemos que combatir ese impulso. sigo pensando que el comentario que hiciste en lo de Leo es soberbio. y te repito, no tenemos por qué estar de acuerdo.
6. de verdad no tengo ningún problema con vos, creo que intercambiamos opiniones y ya; pero también creo que somos dos personas muy distintas y que posiblemente no podríamos ponernos de acuerdo la mayoría de las veces. te dije que era la última vez que pasaba por tu blog porque entendí que decías que opiniones como la mia molestaban a tus lectores y la verdad es que no tengo ni la más mínima intención de molestar a nadie; menos en sitios ajenos.
insisto, cada uno opina y vé las cosas como quiere y puede. lo esencial es respetar y tolerar las diferencias.
en lo que a mi respecta, está todo bien.
saludos

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails