17 de marzo de 2009

Sobre los por qués de la marcha de mañana.

Estamos en terapia intensiva. Nuestra realidad nacional no es casualidad ni producto único del modelo kirchnerista. Es una fotografía de una sociedad decadente que no ha encontrado en su imagen de espejo reconocimiento de pueblo.
No somos argentinos más que por un documento que lo acredite. Nuestra noción cultural y conocimiento de la historia que forjaron a sangre y fuego nuestros padres fundadores es prácticamente nula y tergiversada por revisionismos cada vez más frecuentes.
No comprendimos el esfuerzo que pusieron en esta tierra nuestros abuelos inmigrantes con el objeto de construir una nación en América. No hemos podido decodificar el mensaje emotivo que nos pasaban nuestras abuelas cuando se referían a la Europa devastada por la guerra. Ellas querían vivir en paz en una tierra nueva que pudiera regalarles imágenes de nietos correteando en una realidad próspera.
Un país como el nuestro, en riqueza y extensión, en capacidad y en recursos humanos valiosísimos, no puede fracasar sin antes haberlo intentado todo. Si la esperanza se extingue en nuestro espíritu, nada más quedará que la claudicación total al poder mezquino, ególatra, corrupto y sociópata.
La condición necesaria para levantar un país en donde el rencor y las rencillas por cuestiones de forma imposibilitan el diálogo es la fraternidad. Sentirse parte del mismo suelo, sin importar el trabajo que tenga nuestro próximo, su color de piel, su apellido o su religión, es imprescindible para empezar a entendernos.
Quien no pueda ponerse en el lugar del otro es incapaz de comprender la realidad social.
Mirar a los ojos de nuestros hermanos y comprender su sufrimiento, sentir su dolor en carne propia y encontrarnos unidos para, de una vez por todas y para siempre, emprender el trabajo de construcción de un país para todos los que lo habitan.
Hoy atravesamos un momento muy difícil, tanto como para nuestra patria como para el mundo adaptado a un sistema que, por convicción o por imposición, todos han tomado. En toda crisis siempre hay oportunidades y el replanteo de paradigmas.
Necesitamos encontrarnos unidos y en paz para poder reclamar los cambios que pretendemos. Nuestra joven democracia requiere de fuertes lazos fraternos para consolidar un sistema de partidos políticos que construyan gobernabilidad, no para que la destruyan. Si la unión hace la fuerza entonces demostremos a quienes pretenden alejarnos de nuestros principios republicanos y democráticos que podemos construir un país en común resolviendo las urgencias sin recetas mágicas y la convicción que requiere terminar con la demagogia cancina de nuestra clase dirigente.

La marcha de mañana por la seguridad y la justicia es un reclamo por el orden institucional que requiere todo Estado para funcionar. El monopolio de la fuerza debe estar en manos del Estado de manera efectiva y visible para evitar que dirimamos nuestros problemas entre nosotros. Volver al estado de naturaleza existente antes de la sociedad implica un retroceso inimaginable y orientado a provocar el caos social.
La violencia social tiene un punto de ebullición máximo antes de la guerra civil. Provocar la ira de un sector que se ve amenzado de vida por parte de otro grupo, muy reducido realmente, puede desencadenar un baño de sangre que difícilmente pueda contenerse en el estado actual de institucionalidad que tenemos.
Minimizar el dolor, despreciar el sufrimiento inocente por parte de las víctimas concretas y visibles de una delincuencia feroz es un error político imperdonable. Sólo demuestra una verdadera incapacidad para ordenar el hormiguero.

La delincuencia tiene causas sociales sin lugar a dudas. La exclusión social genera marginalidad y con ella devienen todos los males que ningún pueblo quisiera cobijar en su seno. Combatir la delincuencia es obligación del Estado para con sus compatriotas pero sin justicia social serán solamente parches temporales que profundizarán la injusticia y la exclusión.
Mañana manifestemos nuestro pedido de justicia y seguridad. Para todos y por todos aquellos que han perdido la vida por la sinrazón y la delincuencia sin olvidarnos que para confraternizar es necesario ponerse en el lugar del otro y entender su sufrimiento cotidiano.Sobre los lugares confirmados:

CIUDAD AUTÓNOMA DE BUENOS AIRES: PLAZA DE MAYO.

GRAN. BS. AS.:
ZONA NORTE: QUINTA PRESIDENCIAL DE OLIVOS.
SAN ISIDRO: FRENTE A LOS TRIBUNALES.
CAMPANA: PLAZA EDUARDO COSTA.
PARTIDO DE MORÓN: PLAZA SAN MARTÍN (Morón).
PARTIDO DE LA MATANZA: PLAZA DE SAN JUSTO.
RAMOS MEJIA: AV. RIVADAVIA Y AV. 25 DE MAYO.
VILLA BOSCH: PLAZA MANZANARES.
BANFIELD: MAIPÚ ESQUINA ALSINA.
LANUS: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD.
LOMAS DE ZAMORA: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD (en la plaza).
PARTIDO DE 3 DE FEBRERO: PLAZA MAYOR DE CASEROS - PALACIO MUNICIPAL.
QUILMES: EN LA PLAZA FRENTE A LA CATEDRAL
SAN MARTIN: PLAZA SAN MARTIN (MUNICIPALIDAD)
AVELLANEDA CENTRO: PLAZA ALSINA (Mitre al 700)
PILAR: PLAZA 12 DE OCTUBRE
MERLO: PLAZA MITRE (frente a la Est. del ex-ferrocarril Sarmiento, Av Libertador y Av. Ricardo Balbín)
LA TABLADA: MUNICIPALIDAD DE SAN JUSTO
WILDE: LAS FLORES Y AV.BME. MITRE
Alte BROWN: PLAZA BROWN frente a la Municipalidad de Adrogue

PROVINCIA DE BS AS:
MAR DEL PLATA: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD
LA PLATA: PLAZA MORENO
ENSENADA: PLAZA BELGRANO
TANDIL: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD
NECOCHEA: PLAZA DARDO ROCHA
MAR DE AJO: EN EL MONUMENTO AL GENERAL SAN MARTIN
BAHIA BLANCA: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD -PLAZA RIVADAVIA
EN SAN NICOLAS: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD
TRES ARROYOS: PLAZA SAN MARTÍN
PERGAMINO: EN LA PLAZA MERCED, FRENTE AL MUNICIPIO
OLAVARRÍA: FRENTE AL MUNICIPIO
JUNIN: FUENTE DEL MILENIO
TRENQUE LAUQUEN: PLAZA SAN MARTIN
SAN PEDRO: PLAZA CONSTITUCION

PROVINCIA DE MENDOZA:
MENDOZA CAPITAL: PLAZA INDEPENDENCIA Y KM 0 (AMBOS LUGARES)
SAN RAFAEL: KM 0 DE LA CIUDAD

PROVINCIA DE CÓRDOBA:
CÓRDOBA CAPITAL: PATIO OLMOS

PROVINCIA DE SANTA FE:
ROSARIO: MONUMENTO A LA BANDERA
SANTA FE CAPITAL: FRENTE A LA CASA DE GOBIERNO
RAFAELA: EN LA PLAZA 25 DE MAYO
VENADO TUERTO: PLAZA SAN MARTIN

PROVINCIA DE ENTRE RIOS:
PARANÁ: FRENTE A LA CASA DE GOBIERNO
CONCORDIA: PLAZA 25 DE MAYO

PROVINCIA DE SAN JUAN:
SAN JUAN CAPITAL: PLAZA 25 DE MAYO

PROVINCIA DE LA PAMPA:

SANTA ROSA: FRENTE A LA MUNICIPALIDAD

PROVINCIA DE MISIONES:

POSADAS: PLAZA SAN MARTIN

PROVINCIA DE CORRIENTES: PLAZA 25 de MAYO
PROVINCIA DE JUJUY: EN LA PLAZA BELGRANO

PROVINCIA DE
FORMOSA:
FORMOSA CAPITAL: PLAZA SAN MARTIN

PROVINCIA DE RIO NEGRO:
SAN CARLOS DE BARILOCHE: EN EL CENTRO CÍVICO

PROVINCIA DE LA RIOJA: PLAZA 25 de mayo, al frente de la Iglesia Catedral
PROVINCIA DE SALTA: PLAZA 9 DE JULIO
PROVINCIA DE NEUQUEN:
NEUQUÉN, CIPOLLETTI y alrededores: PLAZA DE LAS BANDERAS
PROVINCIA DE SANTIAGO DEL ESTERO: PLAZA LIBERTAD
PROVINCIA DE TUCUMÁN:
SAN MIGUEL DE TUCUMAN: PLAZA INDEPENDENCIA
PROVINCIA DE CHACO:
RESISTENCIA: PLAZA 25 DE MAYO
Votar esta anotación en Bitácoras.com

9 comentarios:

La Dueña dijo...

Sabía de la marcha, lo que no sabía era que la marcha se extendía a todo el país.
Gracias por el dato de la marcha en mi provincia.

Besos

jale dijo...

lo mismo que la Dueñita, gracias por el dato de la marcha en Neuquén, mi provincia.
Te felicito por el "ensayo" ;) ... lo copio y lo pego y lo mando por mail a mis conciudadanos (claro que con el link a tu blog!)
besos! nos leemos!

Nippur de Lagash dijo...

Es necesario.

Horacio Gris dijo...

"La marcha de mañana por la seguridad y la justicia es un reclamo por el orden institucional que requiere todo Estado para funcionar"

Sería genial que los mismos fascistas que hoy van a estar marchando tengan ese párrafo que remarco bien en claro, porque si fuera por el 99% de las personas con las que te vas a codear en la marcha, ellos meterían bala a quien sea por el motivo que sea; así como también mandarían a cualquiera en cana por tiempo indeterminado y sin juicio previo a cualquiera, y utilizarían la tortura para arrancar confesiones...
Ah, y muy tierno el párrafo que habla de las abuelas y no sé qué, pero avisales a los europeos de las bondades de sus tierras porque la ola de xenofobia que vive Europa no tiene precedentes...bueno, más o menos como acá pero con los pobres, no? Ese mito de la patria perdida y los abuelos que vinieron de Europa resulta interesantísimo para entender un poco la identidad nacional y la polarización tácita que se busca con manifestaciones de este tipo.

Hilda dijo...

Oliver, te he dejado un premio en mi blog, te tocará por partida doble, saludos. Hilda

OliverX dijo...

Nippur:
Bienvenido!

Horacio gris:
Te doy la bienvenida. De lo que se desprende de tu comentario, estás convencido que casi la totalidad de las personas que concurrieron a los actos de ayer son personas que abominan la democracia y prefieren una dictadura.
Sin lugar a dudas, sabés que eso no es cierto. Como mi estructura de pensamiento me permite disentir sin confrontar ni responder con agravios, te pregunto si realmente crees que los dichos de Hebe de Bonafini a lo largo de su existencia mediática han sido mensajes democráticos y propendientes a la unidad nacional.

Lamento decirte que Hebe de Bonafini como estandarte de un sector crispado y furibundo es un exponente autoritario, muy lindante con el fascismo más crudo.

Ayer había gente que pedía pena de muerte y gente que pedía paz e institucionalidad. Los oradores dejaron bien en claro a aquellos que pedían venganza y el ojo por ojo que ese no era el camino que una sociedad debe transitar para encontrarse unida y saludable.

Ahora bien, volviendo a mi post, ¿no te parece que dejo bien en claro que estoy a favor de la justicia social, la inclusión social pero, por sobre todas las cosas, pido orden institucional para funcionar como sociedad civilizada?

No podés estar en contra del reclamo de seguridad porque sino estarías del mismo lado de los que ganan en un estado de naturaleza.

Si tenemos orden y civilización podemos dedicarnos a ordenar el hormiguero.

Y los abuelos que vinieron de Europa deseaban una verdadera Argentina pujante. Por eso mismo apostaron lo poco que trajeron.

La xenofobia es hija de la ignorancia. Fundado en el miedo al desconocido, al diferente. Acá, allá o en cualquier lado. Como no soy ignorante, no soy xenófobo. Y eso es rotundamente cierto.

Espero que entiendas mi punto de vista y la necesidad que tuve de asistir para escuchar lo que escuché. Oradores que pedían justicia, inclusión, dejando bien en claro que la venganza y el odio no solucionan ningún problema. El primero es un instinto primitivo que debemos combatir y el segundo nos carcome por dentro, nos destruye sin proveer nada positivo para la sociedad en conjunto.
Saludos,

Hilda:
Ya me voy para allá! Cordiales saludos.

Horacio Gris dijo...

Oliver: me parece que no me entendés del todo. Yo no creo que la gente que fue ayer tenga las cosas tan en claro como para poder asegurar odiar la democracia y desear una dictadura. Creo que no serían capaces de llevar al extremo ningún tipo de postura: en definitiva, lo que les falta es representación política y por ello en cuanto encuentran algún tipo de espacio que máaas o menos se ajusta a sus deseos y necesidades, no dudan en acudir y hacer un poquito de ruido en un intento de ciudadanía. No sé por qué hablás de Hebe de Bonafini, me parece que estás tratando de encuadrarme como defensor de ella (¿tal vez porque señalé que quienes fueron ayer a la marcha, en su mayoría, son partidarios de la mano dura como forma de "resolver" el problema de la inseguridad y eso implica, quieras o no, un avasallamiento de los DDHH?). Yo no la defiendo y comparto tu opinión con respecto a ella, así que podemos hacer a un lado ese punto porque ahí acordamos.
Yo ayer escuché por televisión atentamente lo que dijeron los oradores y la verdad que no sé de dónde sacás que estaba bien en claro lo que decían, mas bien parecía que querían quedar bien con todos los matices que podían encontrarse en la marcha -como señalás: desde los que pedían pena de muerte hasta los que pedían orden institucional-. Bergman empezó a despotricar contra el kirchnerismo y elogió al campo, incluso señaló que mientras ellos estaban ahí los políticos hablaban de temas que no le importaban a nadie (se refería a la ley de radiodifusión!!!) con lo cual no caben dudas de que estaba haciendo lobby. ¿No era una marcha "apolítica"? qué risa me da esa palabra. Y el católico, que ahora no recuerdo el nombre, primero señaló que el único que puede sentenciar pena de muerte es un juez (!!!) para después decir que a la violencia no se le responde con más violencia (????). Así que no sé de qué claridad me estás hablando, mas bien fue un discurso demagogo que buscaba dejar contentos a los que se acercaron por curiosidad pasando por los que se acercaron simplemente por ser antiK hasta los que pedían la restitución del estado de sitio y/o mano dura.
Ahora bien, yo nunca dudé que vos estuvieras a favor de la justicia social y la inclusión social y por eso mi mensaje anterior no fue dirigido específicamente a vos (de hecho, aclaré que me refería a las personas con las que te cruzarías en la marcha). Yo no estoy en contra de la seguridad, ahí estás haciendo un razonamiento falaz que pretende equiparar la seguridad con la justicia. Yo estoy a favor de la justicia y por eso mismo ubico a la seguridad en el lugar institucional que le corresponde, no creo que todos los demás elementos que constituyen el orden institucional estén subordinados a la idea de "seguridad". Incluso, ya que hablás del estado de naturaleza, creo que clamar por la seguridad como cosa en sí termina llevando a un estado de naturaleza donde sólo algunos tienen las posibilidades de sobrevivir ¿por qué? porque casualmente a nadie se le ocurre profundizar en el pedido de seguridad y preguntarse qué implica pedir seguridad. Y, ¿sabés lo que implica? implica sencillamente que el sistema judicial actúe como un brazo represor sobre los que, justamente, quedan por fuera de cualquier otro tipo de justicia: los que no tienen asegurado ningún tipo de bienestar económico, los chicos que no tienen asegurada una niñez como corresponde que tengan los chicos, los que no tienen asegurada la educación, los que quedan relegados y son excluídos sociales. Esto lo digo porque al estar absolutamente desamparados terminan, por inercia, pagando los platos rotos de la sociedad y todo el rigor represivo terminá cayendo sobre ellos de una u otra forma. Pero está bien, porque de lo que se trata el pedido de "seguridad" es de que quienes cometen actos delictivos paguen por sus delitos y nada más, sin siquiera preguntarse qué lleva a alguien a delinquir, ¿no?
Además, ¿qué es lo que se busca en la condena judicial? si mañana impusiéramos cadena perpetua para cualquiera que cometiera un crimen -sea grave o no tan grave- vos creés que por ello dejaría de haber crímenes?, ¿te creés que se trata de una cuestión cuantitativa y que se resuelve metiendo en cana a los que hoy delinquen? los que quedan por fuera de la sociedad de una u otra manera, como señalé más arriba, son los que mañana van a delinquir, es algo que no se va a terminar nunca si no nos centramos en LAS CAUSAS de la inseguridad y no en LOS EFECTOS. Con la condena se busca actuar sobre el efecto: alguien comete un crimen y se lo condena, punto. Ahí tenemos un proceso que se desencadenó y concluyó en un robo o en una muerte o lo que sea. Yo prefiero trabajar en las CAUSAS, por eso me parece una idiotez reclamar por "seguridad" porque es sinónimo de reclamar "actuar sobre los efectos" en vez de sobre las causas, pero ¿sabés qué pasa? a la mayoría de los que te cruzaste ayer en la marcha les importa muy poco, por no decir nada, que alguien se ocupe de trabajar sobre las causas de los problemas. Se escandalizan cuando los maestros reclaman mejoras en los sueldos (que, quieran aceptarlo o no, se traduce en mejoras en la educación), cuando se corta una calle porque se desmantela algún centro de salud y putean cuando con "plata de sus impuestos" -porque te lo dicen de esa manera exacta- construyen casas o fomentan algún plan que beneficie a los que están peor que ellos. En definitiva odian que se trabaje sobre las causas de los problemas, les parece un desperdicio, un gasto hecho sobre quienes no se lo merecen. Así que sincerémonos un poquito y, si vos te das cuenta de esto que señalo, tené el cuidado de distanciarte de los energúmenos que creen que con balas se resuelven problemas que son de otro orden. Es más, para no equiparar el problema de la inseguridad al de la pobreza, hago otro planteo: si mañana quedara demostrado que mejorando las condiciones de vida de los presos, por ejemplo convirtiendo las cárceles en lugares espléndidos donde los presos puedan realmente reformarse y lograr un cambio profundo, éstos se volvieran ciudadanos ejemplares pero para ello se requiriera gastar determinada cantidad de guita ¿adiviná qué opinaría el común denominador de la gente? opinaría que ni loco hay que gastar plata en algo así! que las cárceles tienen que ser un lugar donde la gente que allí va sufra, no les interesa arreglar las causas de los problemas, buscan desquitarse con los efectos (el hecho de que alguien haya cometido un acto delictivo y, por ello, tiene que ser castigado). Pero si les decís de gastar la misma plata para comprar bidones de nafta y quemar las villas o comprar balas y balearlas les va a parecer algo fantástico. Como si el día de mañana no volviera a haber villas.
Con respecto a la xenofobia y los europeos, lo señalé simplemente porque no sé si te das cuenta de los equivalentes simbólicos que se arman a partir de los discursos en donde se ponen en juego entidades polares a partir de las cuales todo se agrupa en dos bandos: los buenos vs los malos, la civilización vs la barbarie, el civilizado y trabajador europeo vs el bruto y vago indio, nosotros vs los delincuentes...y así. Incluso recuerdo el día de la votación de la 125, que en el acto del campo hablaban de los abuelos que vinieron a trabajar la tierra...otra vez lo mismo: nosotros, el campo, la patria vs todas las dificultades que se pongan en el medio, el tirano, el ladrón que quiere llevarse nuestra plata lograda con el sudor de nuestra frente...En fin.

saludos

OliverX dijo...

Estimado Horacio:
Como entiendo la movilización de ayer con todo lo bueno y lo malo que implica, y también entiendo tu punto que comparto en casi todo quiero contestar tu esmerada respuesta, que desde ya agradezco.

La cité a Hebe puesto que entendí en tu mensaje original la idea que existe de manipular discursos y referentes para trastocar ideas que deben estar lo más despojadas de preconceptos.
La marcha de ayer no podía tener implícita a Susana ni a Hebe en presencia o ausencia discursiva. Debía expresar el reclamo de la inacción y fracaso de la clase dirigente en resolver los temas urgentes y de base que tenemos como país.

Los urgentes, la disgregración social que genera una violencia palpable y tangible en cada interacción humana que experimentemos.
Los de base, la inacción política total en la resolución de los problemas más generadores de violencia.

En tu desarrollo de urgencias manifestás que la seguridad no puede ser tomada como eje central porque invertiría la carga del estado de naturaleza hobbesiano. Acá disiento puesto que estamos en emergencia social y la ausencia estatal se siente en vastas regiones de la patria, no sólo en sectores marginales donde apenas hay un centro de salud.

El estado de naturaleza se vive hoy en las grandes ciudades, en las zonas marginales, en los campos, en los poblados de menos de 10.000 habitantes. Hoy la delincuencia ha roto códigos hasta dentro de las cárceles y no hay respeto por la jerarquía que ellos mismos establecen en cada penal.

Esta violencia radical sociópata es producto de un combo que conocemos bien y hasta resulta estúpido detallar. La drogadependencia, la pobreza extrema, la injusticia y la falta de objetivos para pensar en apenas el día de mañana vuelven a seres humanos verdaderos despojos vivientes.

Por eso es vital comprender que la inacción estatal propicia el enfrentamiento que estamos viendo con gente que desde la venganza pide pena de muerte y los más variados horrores que la cárcel les pueda regalar.

En simultáneo hay que trabajar sacándose la careta, sin hipocresía, sobre el negocio de la droga que administra la clase dirigente conjuntamente con gran parte de la burocracia estatal, ya sea judicial, judicial administrativa o política. Vos sabés bien que hay punteros políticos que trabajan dentro de zonas marginales garantizando el tráfico a cambio de traccionar votos. Y no son sólo oficialistas.

Siempre que puedo recomiendo el pequeño texto de Bertold Bretch acerca del verdadero analfabeto, que no es otro que el analfabeto político. Ayer había muchos analfabetos políticos que quizás comiencen a entender que su falta de participación ciudadana ha generado los engendros sociales con los que comienza a enfrentarse.

Yo pido otra clase dirigente. Una nueva. Una que quiera verdaderamente vivir para la política. No vivir de la política.

Hoy la política es amiga de la corrupción, del narcotráfico y de la demagogia. No creo que los K estén siendo la alternativa progresista que pueda resolver los problemas graves de la gente.
Son megalómanos que quieren un busto de bronce a cualquier precio.

Si no goza del consenso y del verdadero diálogo político es imposible construir nada.
Abrazo.

PD: La marcha fue política. La palabra apolítica no existe. Coincido con vos.

Horacio Gris dijo...

Al leer tu respuesta a uno no le queda más que mostrarse de acuerdo porque es acertado lo que señalás. A grandes rasgos estamos de acuerdo, salvo en que el kirchnerismo sea o no sea la opción más progresista y viable que se pueda encontrar hoy en día. No vamos a ponernos de acuerdo en eso porque no importa los argumentos que yo pueda darte o que vos me des en contra, se parten de premisas distintas y no va a haber convencimiento al respecto. El problema me parece entonces que va por el lado de la representación política. Evidentemente vos en un acto como el que se comenta en este post te sentís mejor representado que por distintos partidos o movimientos. Está bien, respeto eso. Simplemente yo tendría más cuidado, porque este tipo de actos suelen tener un trasfondo que en realidad no muestran ninguna novedad representacional.
Con respecto a cómo llevar adelante las cosas, sea "la seguridad", o sea cualquier otra necesidad social, en definitiva todos buscamos básicamente lo mismo para esta sociedad. En la heterogeneidad del los participantes del acto yo veo algo que para mí es más negativo que positivo: así como había gente como vos (algo positivo) había gente que pedía la pena de muerte. Y qué querés que te diga? desde lejos las formas siempre son más armónicas que de cerca, de lejos y a la distancia siempre parece que se está más o menos de acuerdo; porque quién no quiere seguridad? el tema es cómo lograrla y ahí es donde yo tomo distancia.

saludos

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails