18 de abril de 2009

Dengue: la burocracia traba producción de novedoso insecticida.

Un investigador rosarino produjo un biolarvicida que, a diferencia de los químicos, no es tóxico para el medio ambiente, las plantas, los animales y los humanos. Elimina los huevos de todos los mosquitos, incluido el que transmite el dengue. Desde enero podría estar en el mercado pero los organismos nacionales demoran la habilitación.


Un médico rosarino desarrolló un bioinsecticida para combatir las larvas del mosquitos del dengue. Lo novedoso es que el producto no es tóxico para el medio ambiente y el ser humano y es más barato que los insecticidas químicos. Pero como suele ocurrir en nuestro país, su producción industrial en serie está demorada por la burocracia.

El doctor Roberto Grau, investigador del Conicet y profesor de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), comenzó a trabajar en el desarrollo del producto hace 2 años y medios después de un viaje a Brasil. El experto vio la gravedad de los brotes de dengue en el vecino país y se puso a trabajar en el producto para poner una barrera a la enfermedad en las fronteras, quizá sin imaginar que en poco tiempo el mosquito que transmite el dengue se popularizaría entre los argentinos transmitiendo la enfermedad.

En contacto con Rosario3.com, Grau explicó las ventajas del producto: “Es un bioinsecticida porque se produce con organismos y mata selectivamente a la larva de los mosquitos”.

“Está basado en las toxinas naturales que producen unas bacterias que están en el aire y en el agua. Las bacterias desarrollaron a lo largo de la evolución toxinas contra el huevo de los mosquitos porque las larvas se alimentan de bacterias”, explicó el científico.

Al tomar la toxina de las bacterias, el bioinsecticida no es peligroso para seres humanos, plantas u animales. Y como el mosquito del dengue crece en aguas limpias domiciliarias, el producto ecológico es altamente efectivo.

“Desde enero podría estar a la venta el producto”, dice Grau. Sin embargo hay dos trabas burocráticas: la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) debe todavía habilitar el insecticida para lanzar al mercado y la planta para su producción en serie instalada en la ciudad de San Lorenzo espera que un inspector la habilite.

La producción del bioinsecticida se desarrolló gracias a la firma de un convenio rubricado entre la Facultad de Biquímica de la UNR, el Conicet y dos empresas de la provincia de Santa Fe. El biolarvicida permitirá fumigar casas sin riesgos e incluso son la presencia de humanos en la casa.

Fuente: Rosario3

2 comentarios:

German R. dijo...

IMPRESIONANTE, FELICIDADES, MARAVILLOSO! Roberto Grau debe ser recompensado por sus conocimientos.

Como simepre... la maquinaría de políticos es la traba al progreso.

RELATO DEL PRESENTE dijo...

La burocracia de este país es cada vez más rara. Hay cosas que merecen un tratamiento prolijo y se les da por la "economía procesal" y sale con fritas con todos los defectos que puede acarrear.

Otras en cambio, tienen que saliur cuanto antes y te rompen las pelotas con trplicados, sellos y timbrados.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails