30 de julio de 2010

China: inundaciones arrastan a un río barriles tóxicos.

Equipos de emergencia en China intentan recuperar unos 3.000 barriles metálicos con sustancias tóxicas e inflamables que fueron arrastrados por las aguas a un río en el noreste del país, a causa de las inundaciones de los últimos días.



De los 7.000 barriles se calcula que unos 3.000 contienen sustancias tóxicas.


Las severas inundaciones arrasaron con los centenares de contenedores de productos químicos cuando las aguas entraron a dos fábricas donde estaban almacenados, situadas cerca del río Songhua en la ciudad de Jilin.
Hasta el momento se han recuperado unos 400 barriles en ocho puntos a lo largo del río.
Según reportes de la prensa oficial, la calidad del agua está siendo analizada y hasta el momento no parece que haya ningún derrame de tóxicos al río.
Varias zonas de China se han visto afectadas por fuertes precipitaciones y severas inundaciones en las últimas semanas.
En esa misma ciudad se reportó que unas 30.000 personas estaban atrapadas por las aguas de una represa que se desbordó y dos ríos que se han salido de sus cauces.
Según varias agencias, la cantidad de personas fallecidas a causa de las inundaciones estaría llegando a 1.000.
Aunque China sufre cada año esta temporada de lluvias tipo monzón, las autoridades afirman que en esta ocasión se trata de las precipitaciones más fuertes en más de una década.



Riesgo de contaminación



Las lluvias han sido las más fuertes en más de una década.


Según el corresponsal de la BBC en Pekín Michael Bristol, el río Songhua es la fuente directa de abasto de agua potable para varias grandes ciudades.
Es el tributario más grande del río Heilongjiang, en la frontera entre China y Rusia.
Bristol explicó que 7.000 barriles fueron a parar a las aguas del río. Sin embargo, la agencia estatal china Xinhua confirmó que sólo 3.000 contenían sustancias inflamables y los demás estaban vacíos.
El corresponsal de la BBC señala que el abastecimiento de agua fue suspendido temporalmente en varias zonas, afectando a unas 4.5 millones de personas, lo que desató el pánico entre los residentes que corrieron a comprar agua embotellada.
Pero este jueves en la mañana el suministro se había restablecido.
Las autoridades ambientalistas aseguraron que las aguas del río no estaban contaminadas y que seguirían de cerca la situación.
Fuente: BBC MUNDO.
Si querés conocer más acerca de China y su irresponsable manejo de sustancias contaminantes que afectan a sus habitantes y al medioambiente, seguí los post de Lu Guang, fotógrafo premiado que ha sabido testimoniar el desastre del Gigante Asiático.


Campaña abremente de Lu Guang sobre China 1. 
Campaña abremente de Lu Guang sobre China 2. 

29 de julio de 2010

Cataluña prohibió las corridas de toros.

Cataluña se convierte en la segunda comunidad autónoma de España que prohíbe por ley las corridas de toros. La primera fue Canarias, en 1991. Esperemos que sea un efecto mariposa para la causa antitauromaquia.


En la sesión parlamentaria más polémica de este año legislativo, el Parlamento de Cataluña aprobó con 68 votos a favor, 55 en contra y 9 abstenciones el proyecto de ley que modifica el artículo 6 de la Ley de Protección Animal (decreto 2/2008 del 15 de abril), agregando una letra (f) al apartado 1 del artículo 6, que incluiría bajo su protección a los toros, bajo este texto:

"f. Las corridas de toros y los espectáculos con toros que incluyan la muerte del animal y la aplicación de las "suertes" de la pica, las banderillas y el estoque, así como los espectáculos taurinos de cualquier modalidad que se celebren en las plazas de toros o fuera de ellas, a excepción de las fiestas con toros a que se refiere la letra b) del segundo apartado del artículo 6". (Correbous)

"Esta victoria significa una puerta abierta para lograr la abolición de la tauromaquia en todo el mundo" declara Aïda Gascón, Directora Nacional de AnimaNaturalis en España."Es también una esperanza para los animales, un hecho histórico que marca el inicio de una sociedad que está avanzando. Cada vez más ciudadanos y políticos están siendo más sensibles ante el maltrato animal, lo que nos convierte en una sociedad cada vez más civilizada".

El Director Internacional de AnimaNaturalis, Francisco Vásquez, señala: "Este proceso nos ha enseñado que todo es posible. El camino está trazado y seguiremos avanzando también en Latinoamérica hacia nuestro objetivo: un mundo donde la cultura se funda en el respeto, compasión y empatía, dejando muy lejos la crueldad y sufrimiento de los más débiles".



Desde hace muchos años el movimiento abolicionista en Cataluña ha protagonizado un importante trabajo, recogiendo firmas a pie de calle para terminar con la tortura de los toros en las corridas. Ciudadanos anónimos y entidades que siempre promocionaron el fin de la tauromaquia, se reunieron bajo la plataforma Prou! ("Basta", en catalán), que en 2008 llevó la moción de presentar un proyecto de ley al parlamento. En noviembre de ese año, el Parlamento catalán aceptó la propuesta de ley y dió vía libre a la Plataforma, que debía recoger firmas de apoyo durante 120 días hábiles.
El trabajo de todos los fedatarios que recogieron firmas a pie de calle, fue fundamental: 180.169 firmas (de las 50.000 mínimas con que se apoya una ILP) fueron presentadas al Parlamento en abril del 2009. Entonces comenzó el proceso dentro del Parlamento: en diciembre de 2009 se votó en el pleno si se admitía a trámite y discusión; ganando el si con el voto de 67 diputados. En marzo del 2010 se celebraron las comparecencias de expertos en diferentes áreas, que expusieron argumentos para abolir o para mantener las corridas de toros.

Con la votación de hoy, Cataluña se erige como la segunda comunidad autónoma de España (después de Canarias) que prohibe una práctica arraigada, pero con la que un 70% de los españoles no está de acuerdo o no le interesa mayormente (de acuerdo a la encuesta Gallup del año 2007).

Hace una semana, otra ILP para abolir las corridas de toros fue presentada y admitida a trámite en el Parlamento de la Comunidad de Madrid, por lo que las bases de esta tradición cruel comienzan a debilitarse.

¡AnimaNaturalis felicita a todos los promotores, asociaciones, fedatarios, firmantes y personas que apoyaron esta tremenda iniciativa, a favor del fin de la crueldad con los animales! Éste es un primer triunfo para el que hemos trabajo duramente, y hemos de continuar trabajando para lograr detener el absurdo derramamiento de sangre de los toros. Ninguna tradición debe cimentarse en el sufrimiento de otros seres vivos, y con esta histórica votación, sabemos que seguiremos avanzando. Por un mundo más justo para todos.

Más información:
Listado de ciudades declaradas abolicionista de la tauromaquia en todo el mundo

Fuente: AnimaNaturalis

25 de julio de 2010

El paradigma alimentario global.






La realidad del imparable crecimiento demográfico atenta contra la eficiente y sustentable forma de alimentar a toda la humanidad.

La idea de sustentabilidad y eficiencia en materia de seguridad alimentaria, no sólo implica el cubrir las necesidad básicas de una población determinada en función de las posibilidades que la agricultura le otorgan a un determinado territorio. Implica también cuestionar el cómo un paradigma que se basa la explotación de escasos cultivos y concentra una proporción desmedida en la alimentación de especies animales para consumo, atenta contra las genuinas condiciones de expansión y continuación en un futuro cercano para sostenerse, por insuficiencia y devastación de recursos; sin siquiera poner el ojo en el intolerable maltrato animal al que someten las factorías alimenticias del mundo.




Pensemos acerca de la realidad hoy de los cultivos existentes en el mundo y su comparación con los disponibles pero no explotados:
Según los datos del Estado de los Recursos Fitogenéticos en el Mundo para la Alimentación y la Agricultura publicado por la FAO se estima que existen de 300.000 a 500.000 especies vegetales superiores, de las que se han identificado o descrito aproximadamente 250.000. Unas 30.000 son comestibles, y unas 7.000 han sido cultivadas o recolectadas en algún momento por los seres humanos para su consumo alimentario. Por consiguiente, se puede considerar que varios millares de especies contribuyen a la seguridad alimentaria. Sin embargo, a menudo se afirma que sólo 30 cultivos "alimentan al mundo". Estos 30 cultivos aportan el 95 por ciento de la energía (calorías) o las proteínas de la dieta. Solamente el trigo, el arroz y el maíz proporcionan más de la mitad de la ingesta energética mundial derivada de las plantas. Otros seis cultivos o productos básicos, a saber, el sorgo, el mijo, las papas, las batatas, la soja y el azúcar (de caña/remolacha) llevan esa ingestión energética a un 75 por ciento del total. En un examen del suministro de energía alimentaria a nivel subregional se destaca un número mayor de cultivos importantes, como el cacahuete, el guandú, las lentejas, el caupí y el ñame. 1




Hoy, cerca de 2/3 de la población mundial sufre, paradójicamente, de DESNUTRICIÓN O MALNUTRICIÓN. Esto significa, que mientras hay seres humanos que se están muriendo de hambre, tenemos casi la misma proporción de personas que sufren de sobrepeso y obesidad.

El vegetarianismo es una opción que no solamente tiene en cuenta los derechos animales, sino también tu salud y la viabilidad de un paradigma alimentario diferente, que contemple a una humanidad en crecimiento responsable para con ella misma y para con los recursos del Planeta.
Este video es una aproximación a la verdad del nefasto paradigma alimentario mundial que hoy impera en el mundo.







Si no estás convencido de cómo la ganadería amenaza al medio ambiente, podés visitar este post anterior con mayor información al respecto.
Si querés saber más acerca del vegetarianismo y su dieta, seguí la etiqueta.
Acerca del consejo de la ONU para ir migrando el paradigma alimentario hacia el vegetarianismo, visitá este post.


La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

 1 Centro de Origen de plantas cultivadas. Prodiversitas.

23 de julio de 2010

La nueva bicicleta de VolksWagen

Volkswagen presentó su primer vehículo de dos ruedas y el concepto "Think Blue" en la Auto China 2010.


Por increíble, la bicicleta de Volkswagen llamó más la atención de la gente que los propios autos de la marca.

También generó curiosidad el ver su funcionamiento  

La empresa se ha referido a ella como una obra de arte de la movilidad.

La VW Bike no tiene pedales, se dobla, posee freno a disco en las dos ruedas y funciona con batería que puede ser recargada en el propio auto, con corriente continua o en una toma de corriente alterna común.

Fue concebida para encajar perfectamente en el compartimiento de la rueda de auxilio del auto. El concepto de movilidad de este equipamiento esta concebido en que la bicicleta sea un complemento del auto. Asi el conductor podría dejar el auto en un estacionamiento fuera de los grandes centros congestionados y dirigirse con la bicicleta eléctrica a los centros de mayor congestión.
Lo más destacable de este avance es cómo puede extenderse este modelo de utlidad a otras aplicaciones. El "Think Blue" puede ser un efecto mariposa que dispare la tendencia de adaptación y cambio en favor del medio ambiente.
Los vehículos eléctricos son la vanguardia del futuro y el futuro llegó hace rato.

15 de julio de 2010

Diputados volvió a impulsar la Ley de Glaciares.

El kirchnerismo había pedido una prórroga "por 15 días", pero la oposición lo rechazó e impuso su mayoría (129 votos a 86).




La Cámara Baja aprobó esta madrugada, nuevamente, el proyecto de ley de protección de glaciares. Fue luego que la oposición rechazara un pedido de postergación de 15 días hecho por el kirchnerismo, y un día después de un principio de acuerdo entre el ex kirchnerista Miguel Bonasso y el senador K Daniel Filmus, autores de sendas iniciativas sobre esa compleja temática ambiental que mezcla reclamos de provincias mineras e intereses de multinacionales como la canadiense Barrick Gold.
La votación se resolvió por 129 votos a favor y 86 en contra. Apoyaron el proyecto la Coalición Cívica, la UCR, GEN, Peronismo Federal, Forja, Nuevo Encuentro, SI, Proyecto Sur y Movimiento Popular Neuquino. El PRO apoyó la votación en general, pero anticipó que coincidiría con el kirchnerismo respecto al area periglacial. Cuando la oposición festejaba la victoria en la votación en general, Agustin Rossi ordenó a la bancada del oficialismo que se retirara y, sin quórum, no pudo avanzarse en la votación en particular.
Al inicio de la sesión y luego de varios cabildeos entre opositores y oficialistas para llegar a un acuerdo, el jefe del bloque K, Agustín Rossi, pidió una prórroga "por 15 días, para la primera semana de agosto", el tratamiento de la norma, que ya tenía media sanción del Senado, y cuya sanción unánime del Congreso había sido vetada por la presidenta Cristina Fernández en noviembre de 2008, a pedido de los gobernadores de las provincias mineras.
Rossi adujo que el acuerdo Filmus-Bonnasso, quien retomó el proyecto inicial de la ex diputada  Marta Maffei, fue alcanzado "la noche del martes" (por ayer) y que la mayoría de los diputados del oficialismo apenas habían tomado contacto con la iniciativa, al tiempo que recordó que, de aprobarse con los cambios consensuados, "tampoco se convierte en ley porque modifica el proyecto del Senado".
Pero Bonasso rechazó de plano el pedido del oficialismo al sostener que"hace tres años que esta ley está en danza" y porque "los diputados de San Juan necesitan tiempo para sacar leyes provinciales que estén en conflicto con la ley nacional. Por eso no le vamos a dar tiempo". Tuvo, además, duras críticas para el veto presidencial de 2008, la foto de días atrás de la presidenta con los gobernadores de las provincias cordilleranas y empresarios de la empresa minera Barrick Gold, así como para el gobernador sanjuanino, José Luis Gioja, y su hermano el senador César Gioja, a quienes vinculó con los intereses de la empresa minera.
El primer tramo del debate se centró en el pedido de prórroga del tratamiento, que fue rechazado por el macrista Federico Pinedo, aunque reconoció en un principio estar de acuerdo y dijo tener cuestionamientos al proyecto, igual que el peronista disidente salteño Marcelo López Arias (cuestionó la definición de área periglacial como muy amplia y que puede afectar la actividad).
La jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, dijo que, con el pedido del bloque K, era "evidente el lobby de la Barrick Gold" y afirmó que "los que pidieron la postergación del debate fueron todos diputados del PJ de San Juan". El líder de Proyecto Sur, Fernando "Pino" Solanas, acusó de los hermanos Gioja de ser "personeros de la Barrick Gold".
La sorpresa la dio el radical del Frente Cívico de Catamarca Raúl Paroli, que pese a ser del núcleo anti-K pero de un provincia minera, respaldó el pedido de Rossi al señalar que había "sido sorprendido por este acuerdo", aunque aclaró que "no soy  socio ni tengo ninguna participación de la Barrick no sé cuanto".
El sanjuanino Gioja acusó a la oposición de actuar con "hablar estupideces y actuar con virulencia,  grosería y soberbia", a la vez que defendió la actividad minera en su provincia, aseverando que en ella "no se consume un gramo de agua". "Se usa el agua, se clarifica y vuelve al río", fue su curiosa explicación, a contrapelo de las voces opositoras que aseguran que la actividad minera de la Barrick demanda 80 millones de litros de agua diarios.
El proyecto establece los presupuesto mínimos para la preservación de los glaciares y del ambiente periglacial, donde se establece un sistema de evolución del impacto ambiental de la actividad y otro de infracciones y sanciones para el caso de contaminación, entre otros aspectos.

Fuente: Perfil.com

11 de julio de 2010

La guerra de Dios

EN 1888, LA IGLESIA SE OPUSO AL MATRIMONIO CIVIL CON ARGUMENTOS IDENTICOS A LOS QUE AHORA USA CONTRA EL MATRIMONIO GAY

Los curas tuvieron el monopolio de los casamientos hasta que hace 122 años se instauró el matrimonio civil, que buscaba incluir a una minoría: los inmigrantes de otra religión o de ninguna. La Iglesia decía que era “el fin de la familia”, que atentaba contra el orden natural y que habría “resultados funestos” en la sociedad.


Por
Emilio Ruchansky



No eran homosexuales y lesbianas a quienes se pretendía incluir en el Código Civil en 1888, cuando se debatió la reforma de la legislación para instaurar el matrimonio civil en la Argentina. Eran miles de inmigrantes los principales beneficiarios, que por no haber en el país sacerdotes de su culto o no profesar una religión, como explicaba el entonces presidente Miguel Juárez Celman, se veían “en la dura alternativa de traicionar su conciencia o de privarse del derecho de formar un hogar amparado por las leyes”. Al igual que en estos días, la discusión en el Senado pasaba por igualar los derechos de una minoría y la Iglesia veía la reforma como una amenaza a la familia y una violación a “la ley de Dios”, tal como repitió el arzobispo porteño Jorge Bergoglio 122 años después de la aprobación del matrimonio civil.


El Código Civil había sido redactado por Dalmacio Vélez Sársfield e instituido en 1869. En lo que respecta al matrimonio y las relaciones familiares, ese texto sólo se limitaba a convalidar jurídicamente el código canónico. El hombre, apunta Susana Torrado en su libro Historia de la familia en la Argentina moderna, seguía siendo “el jefe indiscutido”, y la mujer, sin permiso de su marido, no podía ejercer públicamente alguna profesión “o comprar al contado o al fiado objetos destinados al consumo ordinario de la familia”, por ejemplo.


El matrimonio seguía, por este código, siendo religioso, y debía ser celebrado según los preceptos de la Iglesia Católica. Además, agrega Torrado, “se excluye el matrimonio meramente civil, incluso para contrayentes que no fueran de la fe católica, los que debían casarse según las leyes y los ritos de la iglesia a la que pertenecieran”. Si no profesaban religión alguna, no había forma de que pudieran casarse. En 1880, en pleno modelo agroexportador y cuando gobernar era poblar (por eso no es casualidad la iniciativa de Juárez Celman: el plan era atraer a los ingleses, que eran protestantes), la Iglesia manejaba la educación y registraba nacimientos, casamientos y defunciones.

Tras luchar y perder en 1886 frente al proyecto sarmientino de una educación pública, gratuita y laica, la Iglesia comenzó una campaña contra la instauración del matrimonio civil, que no impedía ni impide que los cónyuges se casen luego según el rito religioso. Todavía no había empezado la discusión en el Senado, cuando el arzobispo porteño, Federico Aneiros, envió una carta de advertencia que se leyó en el recinto y consta en el diario de sesiones. “¿Con qué derecho puede hacerse a un lado la legislación divina, cristiana y canónica en cuanto al matrimonio?”, protestaba el arzobispo, que en el mismo párrafo aseguraba: “La ley divina o canónica nos rige con posesión completa desde el primer día de nuestra civilización”.

Para Aneiros, el proyecto violaba “la ley natural” porque, entre otras cláusulas, establecía edades mínimas para casarse: 12 para la mujer, 14 para el hombre. “Para aquella violación se da por causa la libertad más amplia de conciencia ¿y de quiénes?, de los inmigrantes; pero, ¿es justo que por éstos, por muchos que sean, haya que amoldarse la inmensa multitud de los habitantes del país? ¿Y esos inmigrantes, casi todos no son católicos?”, escribió el arzobispo porteño. Este pensamiento, casi calcado, es el que ahora difunde por ejemplo Antonio Marino, el obispo auxiliar de La Plata, quien entiende que “el derecho a casarse no es un derecho universal”.

Hasta 1888, la ley debía sostener el culto católico y la cúpula eclesiástica no ocultaba su temor de que el matrimonio civil la perjudicara, según Aneiros, “incitando, facilitando y tentando a todos a prescindir de la Iglesia para casarse, habiendo tantos tan fáciles de caer en esa tentación”. El obispo de Córdoba, Fray Reginaldo, también envió una carta al Senado “suplicando” para “bien de la patria y la religión” que no se apruebe el matrimonio civil, que “produciría otros resultados funestos a la sociedad argentina”. Para Reginaldo, las leyes eclesiásticas sobre el matrimonio satisfacían “todas las necesidades del pueblo argentino”.

El 23 de junio pasado, el obispo de San Justo, Baldomero Carlos Martini, y su auxiliar, Damián Santiago Bitar, imitaron a sus antecesores y enviaron una carta al presidente del Senado, Julio Cobos. Nuevamente el objetivo era desestimar los derechos de las minorías. “Se adujo que no podrían coartarse los afectos de dichas ‘minorías sexuales’ –escribieron–. En realidad, todos los afectos quedan al margen del derecho y de las leyes. Si los afectos tuvieran alguna relevancia jurídica, debería haber un registro público de amigos, ya que se trata del afecto más universal y abarcativo en la vida de toda persona humana.”

Como ahora, en 1888 también se juntaron firmas para frenar el tratamiento de la ley. El 9 de septiembre de ese año, según recopila Torrado en su libro, en La Prensa apareció una noticia breve que indicaba: “El cura del partido (de General Alvear) declaró el último Domingo, escomulgado á todo el que, estando presente en la misa, no firmase la petición al Congreso en contra del matrimonio civil. Sin embargo, a escepción de unas once viejas y veintidós chicos de escuela, nadie quiso firmar” (sic).

Hace unas semanas, alrededor de 400 mil familias de alumnos de colegios católicos y parroquiales bonaerenses recibieron por mail o en el cuaderno de comunicaciones una “invitación” a firmar una declaración contra el matrimonio entre personas del mismo sexo. En Jujuy, el abogado Fernando Bóveda pidió al obispo local que excomulgue a los diputados y senadores nacionales de esa provincia que hubieran votado o vayan a votar a favor del ley, “dado que a los nombrados se les debe exigir un mayor compromiso con los principios cristianos”.

El tema de fondo era, como ahora, la ampliación de derechos. Cuando el presidente Juárez Celman ingresó el proyecto en el recinto, mandó la siguiente nota: “Las leyes que reglamenten el matrimonio deben inspirarse en el mismo espíritu liberal de la Constitución, para que sea una verdad la promesa de ‘asegurar los beneficios de la libertad para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino’”. Incluso insistió en que un contrato “de tanta trascendencia” no debía entregarse “a los ritos de las diversas religiones que existan en la República; tanto más, cuanto que muchos de sus habitantes no profesan culto externo alguno”.


Para rechazar estos argumentos, el obispo Aneiros aseguró sobre los inmigrantes que no profesaban una religión: “Aquellos seres, tan raros, también pueden casarse, no obstante su infidelidad, pues no es éste un impedimento indispensable”. Es decir, Aneiros no consideraba que se violentara a una pareja al obligarla a casarse por Iglesia si quería contraer matrimonio. Así negaba lo que Juárez Celman reclamaba respetar: “la libertad de conciencia, la hermosa conquista de la civilización”.

Claro que, como se puede leer en el diario de sesiones, el matrimonio civil no era sólo un reclamo de los inmigrantes (aunque resultaba conveniente a muchos criollos que así se creyera). El senador Aristóbulo del Valle mencionó la historia del casamiento de Gretnagreen, que tiene paralelismo con lo ocurrido en Tierra del Fuego, lugar al que tuvieron que viajar Alex Freyre y José María Di Bello para convertirse en el primer matrimonio homosexual de América latina.

Resulta que en Gretnagreen, Escocia, cualquier pareja heterosexual podía casarse mientras existiera consentimiento de las partes, más allá de la religión. Muchos lo hacían en la casa de un herrero que vivía cerca de la frontera donde se guardaba un registro de matrimonios. “Llegó un momento en el que el presidente del consejo, el canciller de la Monarquía y el lord guardasellos de Inglaterra eran casados en Gretnagreen”, contó el senador. En Argentina, dio fe Del Valle, los matrimonios entre “niñas disidentes y caballeros católicos se celebran en Montevideo o Colonia”. En medio de estos debates de la primacía religiosa sobre la vida civil también se escondía un problema económico. La Iglesia cobraba, y cobra aún, para realizar la ceremonia religiosa del casamiento. Y el tema fue mencionado por el ultracatólico Manuel Pizarro en la sesión del 1º de septiembre de 1888. “Se dice que los curas no casan a muchos porque esos muchos son pobres”, advirtió el senador santafesino. Y enseguida encontró la forma de enmendar esta injusticia divina, con tal de no aprobar el matrimonio civil: “Pongámosles un sueldo a los curas, y entonces el pueblo no será explotado, se casarán todos sin dificultades de ningún género”.

Fuente: Página/12




La Iglesia posee un discurso condicionado por un dogma. Por un paradigma que pide a gritos no extinguirse y que, en realidad, puede seguir tan vigente en tanto y en cuanto la gente lo acepte y lo practique.



Para mí, el matrimonio es la unión afectiva entre dos personas adultas y en su sano juicio cuya intención es asegurarse los derechos que el matrimonio otorga respecto del patrimonio de ambos y herencia en caso de pérdida física.

La unión civil no contempla al amor como motivador de la unión.


El matrimonio no es una palabra religiosa ni tampoco el estado laico debe ajustarse a las disposiciones dogmáticas de un credo. Ahora bien, si el matrimonio religioso se consustancia en un lugar sagrado para sus fieles y por ello exigen que sean hombre y mujer, estará en las conciencias de ese credo el prescindir de las demás formas de amor genuino que existen en el mundo.
Separemos el poder del clero del Estado. Ningún credo debe imponer su dogma en los ordenamientos de la sociedad civil, la cual debe contemplar a todas las personas, asegurando, a su vez, que las minorías sean respetadas y valoradas.
Por esta última razón, no tenemos, gracias a la razón, un estado teocrático.

7 de julio de 2010

Amor Animal IX.

Esta es otra historia despareja de amores animales...

Roscoe, un joven orangután de 3 años, había quedado devastado por la muerte de sus padres. Estaba muy deprimido, se rehusaba a comer y no respondía a los tratamientos. Sus veterinarios creían que se estaba entregando a la muerte.
Un perro ya mayor fue encontrado perdido en las inmediaciones del Parrque Zoológico y cuando lo llevaron a la sala de tratamientos, conoció a Roscoe. A partir de esa experiencia juntos, no se separaron más.
El orangután encontró una nueva razón para vivir y hoy se esfuerza por seguir las actividades de su amigo can.

Viven en el norte de California y la natación es su actividad favorita, aunque Roscoe todavía le tiene miedo al agua, por lo que se ayuda de su amigo.


Pasan todo el tiempo juntos. A través del amor y la amistad han hallado la felicidad que nos demuestran sus rostros aunque los animales humanos sigamos jactándonos erróneamente en creer ser los únicos capaces de reír y sonreír.


Ellos encontraron algo más que un hombro amigo en el que apoyarse.


La verdadera enseñanza que nos dejan estas imágenes, más allá de reconocernos todos los animales en un pie de igualdad en relación a ser sintientes, es que el amor no encuentra límites de envoltorios, envases, cuerpos o lo que quieran llamarle a nuestra corpórea realidad.
El amor es universal, así lo es para todos los seres que sienten sobre la faz de la Tierra.

Para más historias acerca del adorable amor animal, sigan la etiqueta más abajo.

1 de julio de 2010

Muerte en San Fermín. Año tras año... ¿y van?

La canción que se canta de despedida en la fiesta de San Fermín no podría llevar un nombre más apropiado: “Pobre de mí”.

Un miura es arrastrado fuera de la plaza tras la corrida, en Pamplona, durante la feria de San Fermín. (AP)

Entre los mails que recibí hoy, me encontré con el de un amigo que me pedía que escribiese algo sobre una foto que vio en Internet, y que lo dejó prácticamente helado, como este día, y sin palabras.
“Me encontré con esta imagen en el sitio español 20 minutos, y no sé qué decir, siento que la foto habla por si sola” me escribe José, mi amigo, en su e-mail. Y sigue: “Me quedé mirándola un buen rato, pensando en cómo se puede llegar a ser tan reverendamente imbécil y pensar que un bañadero de sangre y de crueldad de tal calaña puede llegar a ser divertido y, encima, motivo de fiesta”.
Inmediatamente después de haber leído sus breves líneas abrí el archivo adjunto con la foto en cuestión, y me encontré con un toro que yace rígido, abatido sobre la dureza del asfalto, con manchas de su propia sangre en las pezuñas delanteras, y hasta en sus cuernos ahora inermes, totalmente inútiles e inofensivos. Y para completar el cuadro, un manchón rojizo semicircular, una estocada cardenal sobre el suelo gris plomizo que, como pincelada indómita, parte desde la boca del miura y se extiende en forma de hoz, bien de muerte, hacia la nada.
En el espacio que queda entre la media luna de sangre y la bestia se adivina una pequeña hoja de color verde que adquiere, conjuntamente con su tallo, la forma de una horquilla. Es una suerte de i griega, casi perfecta, que brota como un único aliento de esperanza, como un grito de vida entre el horror que ha dejado la fiesta, el embriague, la corrida, la estupidez, el salvajismo y la incultura de San Fermín.
"Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza -escribió Cortázar-. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose".
Termino, perplejo, de recorrer una y otra vez la imagen, y la verdad es que no sé si tengo más que agregarle a las palabras de mi amigo.


Me pregunto internamente si un santo, si ese santo, Fermín, que no es patrono de la ciudad -el patrono es San Saturnino-, vitorearía semejante insensatez, considerada, para colmo, como uno de las mejores celebraciones del mundo -junto con los carnavales cariocas y la fiesta de la cerveza de Munich-, y si se alegraría al saber que semejante carnicería y rusticidad medieval son coronadas con su nombre.
Tampoco puedo dejar de preguntarme dónde están, durante la festividad y sus atrocidades, las voces de repudio de aquellos que dicen defender la vida desde el momento de su concepción, y que no tienen ningún empacho en condenar, humillar y excomulgar, siempre que el juicio no los comprometa políticamente, a cualquier pobre diablo rotulado por ellos mismo de pecador.
Ya a punto de cerrar estas palabras, voy al diccionario de María Moliner. “Miura”, escribo en el buscador. Paradójicamente, encuentro que, por alusión a los toros de la ganadería española de Miura, el término (miura) se emplea a personas de malas intenciones. Es todo tan curioso.
La tarde y la pequeña historia de la corrida se van cerrando, a la manera de un círculo. Y ahora sí, siento que ya no tengo nada más que agregarle a las palabras de mi amigo.
El frio persiste allá afuera. Aquí adentro sólo resuenan el silencio y, dentro de él, unas palabras del poeta Jorge Guillén que, oportunas, rezan: “Veo la paloma herida, y me duele el cazador”.
Si acaso es cierto aquello de que el nombre es arquetipo de la cosa, la canción que se canta de despedida en la fiesta de San Fermín no podría llevar un nombre más apropiado: “Pobre de mí”.
El 24 de julio, cuando termine la fiesta, cántenla a viva voz mis cazadores; y que la letra, pero más especialmente el nombre de esa canción, resuene fuerte, a viva voz, en sus atormentados corazones.

Visto en siendo-humanos.blogspot.com
Fuente: Escrito hace 3 años por Ignacio Escribano
.

Todo sigue igual. Depende de nosotros provocar el cambio de paradigma...
Si querés saber de verdad qué ocurre con un toro en la "fiesta brava", te pido que leas este post destacado: ¿Fiesta brava o tortura sádica?

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails