29 de enero de 2011

El buen pobre y la clase media


La pobreza y la producción de alimentos, son para los ambientalistas, un punto de atención determinante, porque ello define el comportamiento de la humanidad para las próximas décadas y su impacto en el resto de las especies. Una pobreza irracional, sin producción alimentaria, seria como una gran nube de insectos langostas sobre una cosecha de maíz.

Al pensar en la pobreza y lo que ello significa en nuestro continente, se puede inferir, que lo ultimo que desea la inmensa mayoría de los pueblos latinoamericanos, es ser pobres. Sin embargo, las políticas de una buena parte de los gobiernos “solidarios”, van dirigidas hacia la consolidación de la pobreza. Siguen en la creencia, que los pobres, quieren seguir siendo pobres o mejor dicho buenos pobres.

La inteligencia política de esos gobiernos, no se ha tomado la molestia en averiguar cuales son las verdaderas expectativas de quienes hoy se señalan como pobres. Se está partiendo de supuestos, de esquemas o visiones del mundo totalmente desactualizados. La realidad “verdadera”, es que todos aspiran a ser clase media. Y la globalización se ha encargado de mostrar sus distintas ventajas. La misma clase media, tiene como su mayor aspiración, ser una sólida clase media. En el presente, el anhelo de ser ricos, no es lo que mueve o conmueve voluntades.

Así, encontramos, una infinidad de estrategias y esfuerzos gubernamentales como programas sociales, misiones educativas, médicas, para las amas de casa, comedores sociales, casas de interés de social, entre otras. Todas bajo un mismo norte, fortalecer la pobreza y la lealtad a cambio. El referente político, ha sido el de seguir, a los gobiernos que más han lidiado y controlado a voluntad la pobreza.

La reflexión obligatoria: En Latinoamérica, nos hicimos expertos en hacer ofertas para los pobres, de animarlos a ser fieles creyentes de su histórica condición, para que sean buenos pobres. Ahora se ha empezado a sentir, que la oferta es cada día menos halagadora. El otrora capital político se comienza a desvanecer y se sigue sin pensar que el gran colectivo lo que anhela es ser clase media.
La visión ideológica, se sigue imponiendo y no permite considerar, que con la misma dedicación con que se ha estudiado a “los reyes de la pobreza”, se pueden revisar, las naciones que han desarrollado estrategias sociales y económicas para tener clase media. Ejemplo muchos: En América, existen países que sin discusión alguna, han trabajado por tener una sólida clase media. Su estructura de gobierno, esta diseñada para desarrollar y mantener su clase media. E igual, esos gobiernos ofrecen oportunidades, programas y también misiones para fortalecerlos. Y no es precisamente “el imperio”.

Seguro que los defensores de la pobreza a ultranza dirían, que cómo puede haber clase media si aún existen los pobres, y que hasta que no se acaben los pobres, no habrá posibilidades de lograr una clase media. Es decir, el dialogo/trabalengua de nunca acabar.

Las actuales estrategias, siguen apuntando a mantener a la pobreza cómoda, que es, una porción de los pobres que cada día es menor. Además, de ser una generación de pobres cómodos que no tienen relevo generacional. El grueso de las expectativas las tiene la llamada pobreza media, que no acepta la condición de pobreza cómoda y aspira a ser clase media.

En los últimos años, parte de los gobiernos solidarios llegaron al tope de la aceptación entre los pobres, pero misteriosamente, dicha aprobación comenzó a descender. En lo mas interno, se movió un conector invisible emocional, motorizado por los pobres medios que aspiran otras salidas, oportunidades distintas a la actual oferta.

La clase media hay que entenderla como una tendencia mundial de la organización ciudadana, así como lo son hoy en día, las crecientes protestas o conflictos por los temas ambientales. Que por cierto, quien los lideran son personas de la misma clase media. Esta ha dado muestras de resistencia y coherencia ante los trasgresores de su espacio.

Marx, en su momento, le dio grandeza a la clase media, dijo que gracias a ella la Historia dio un salto adelante, pasando de golpe del oscurantismo y la jerarquía de la sangre al pensamiento moderno y universal; Sin embargo no apostó a su supervivencia. Esta clase, tímida y discreta, sobrevivió al convulsionado siglo XX y hoy renovada, actualizada, es la gran referencia social. Si la clase media fue capaz de saltar el atraso medieval, ¿por qué ahora, que es el más importante referente, no puede destronar la pobreza como estilo de vida? ¿Por qué seguir siendo pobres, si tenemos todo para ser clase media?

La salida es una sola
Primero: No hay que descartar esta hipótesis.
Segundo: O se abre el debate, para acordar trabajar en paralelo estrategias que apunten a desarrollar clase medias o nos preparamos para ser desplazados por quienes sí interpreten la verdadera aspiración del “buen pobre”.

Conceptos para entender este artículo
Pobreza cómoda: es cuando personas que no trabajan o no tienen oficio definido, están sumamente complacidas de las cosas que consiguen del gobierno. Es una pobreza no generacional, ya que sus hijos sienten que están dentro de la pobreza media, pero de manera transitoria.
Pobreza media: Son aquellas personas que aspiran a ser de la clase media.
Clase media: Sector de la población, que lucha por mantener su estándar de vida medio.

Por Lenin Cardozo

Sobre el autor: Lenin Cardozo (1960) Ingeniero, ambientalista, escritor. Estudios de Postgrados en MBA, Gerencia Publica, Filosofia, Historia. Doctorado en Ciencias. Director Ejecutivo de los noticieros ambientalistas Canal Azul 24 y Blue channel 24. Fundador de la ONG AZUL Ambientalistas.

3 comentarios:

Camino a Gaia dijo...

Creo que el problema de la pobreza hay que abordarlo de una forma menos moral.
En España la clase media llegó con el desarrollo económico pero también y sobre todo con la educación , el acceso de los pobres a unos servicios sociales básicos y creo lo mas importante: con el crecimiento cero de la población y la emancipación de la mujer.
El crecimiento demográfico continuo, lleva implícito que las energías necesarias para el despegue hacia una calidad de vida estable, se vuelven a diluir en el crecimiento de la población. La emancipación de la mujer supone sin embargo su incorporación a la producción,y su inclinación a dar mayor calidad de vida a los hijos, en vez de aumentar el número de partos.

OliverX dijo...

Es que la clave siempre está en la educación. Ya lo decía Voltaire, con total ironía, ‎"Si los pobres empiezan a razonar, todo está perdido."

La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

Abrazos!

rinchen dijo...

Este columnista es un simple Sr. Copy Page, en su vida ha trabajado por el ambiente, ni nada que se le pareza; ha sido una garrapata del sistema bajo una imagen comunistoide que ahora ante su fracaso en Venezuela busca en otros países ser importante aunque sea haciendo copy page de los verdad4eros investigadores.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails