4 de abril de 2008

Purificar y desalinizar el agua para los israelíes.


Cuando se trata de la escasez del agua, Israel desde un principio tuvo que abordar el tema." Aproximadamente 66% de Israel es terreno desértico y esto lo convirtió en líder en reciclaje de agua.
75% de las aguas residuales en Israel es reutilizada, en gran parte para la agricultura, dijo Oded Distell, director de inversiones internacionales del Ministerio de Industria y Comercio.

Poco después de que el primer ministro de Israel, David Ben-Gurion, declarara en la década de 1950 que el futuro del Estado judío dependía de "hacer florecer al desierto," el ingeniero Simcha Blass se asoció con la comunidad ganadera de un kibbutz en el desierto del Negev para conformar Netafim, una compañía que implementó por primera vez un proceso de irrigación por goteo.Blass inventó el sistema después de observar una fila de arbustos en un campo en la que una de las plantas era más alta que la otra. Descubrió que un conducto subterráneo perforado estaba suministrándole agua a esa planta pero no a las otras.


Con tecnología con luz ultravioleta para purificar el agua y un sistema de reciclaje que usa millones de pequeños anillos de plástico para criar bacterias y descomponer los deshechos orgánicos, las innovaciones israelíes están dando con compradores en el exterior. Si se logra el objetivo de Naciones Unidas de mejorar los servicios sanitarios para el 2015, el mercado mundial moverá US$ 10.000 millones al año. Daniel Wild, analista de Gestión de Recursos Sustentables (SAM, por su sigla en inglés), un grupo independiente de evaluación de recursos con sede en Zurich, afirma que la tecnología israelí está a la cabeza en dos segmentos principales: la irrigación y la desalinación, porque fue uno de los primeros países en desarrollar tecnologías eficientes.


Purificación del agua:

En una fábrica de las afueras de Jerusalén, los ingenieros de la compañía de tecnología Atlantium prueban su línea más reciente de purificadores de agua con luz ultravioleta. Su producto, un gran tubo de cuarzo que puede ser adosado a un sistema de cañerías, puede purificar hasta 200 metros cúbicos de agua en una hora.

La radiación de la luz UV "desactiva" la bacteria en el agua para que no pueda reproducirse y causar infecciones.

En el pasado, la tecnología con UV no lograba proporcionar el nivel más alto de purificación y era considerada una técnica secundaria. Dana Cogan, la directora de marketing de Atlantium, dijo que la purificación con UV evitaba los subproductos químicos asociados con el uso de cloro y era más baratas y más simple que hervir el agua.

"Es un reactor único el que han diseñado," dijo Karl Scheible, director general de HydroQual, una firma de ingeniería ambiental con sede en Estados Unidos que probó el sistema de Atlantium, en uso en una fábrica italiana de comidas y en un criadero de peces turco."Su sistema era exacto, y resultó ser muy eficiente," agregó.

Si dispones del presupuesto, la tecnología puede ser usada en la piscina de un jardín trasero o en un criadero de peces de agua salada, sostuvo Cogan. Cada unidad cuesta entre US$ 20.000 y US$ 120.000, dependiendo del índice de purificación y nivel de eficiencia.


Limpieza de cloacas:

Esperando capitalizar la necesidad de tratamiento de cloacas alrededor del mundo, la compañía israelí Aqwise dice que su solución de base biológica de criar bacterias para descomponer los deshechos orgánicos puede batir a las tecnologías con las que compite. La compañía diseñó un sistema de agua a chorro que hace circular "portadores de masa biológica" por medio de miles de litros de cloacas.

Los portadores son pequeños anillos plásticos manipulados con grandes porciones de su superficie cubierta con una variedad de bacterias que existen en la naturaleza, las que "devoran" el material orgánico de la cloaca. En un proceso llamado Reactor de Puente Aéreo de Crecimiento Adjunto, millones de esos anillos son conducidos por las cloacas, llevándose los desechos dañinos.

El sistema de Aqwise ha sido adquirido por unas 30 plantas alrededor del mundo y Siemens Water Technologies compró su licencia en USA. Avraham Israeli, quien dirige una firma consultora en tecnología ambiental e hidráulica en Israel, dijo: "El problema con el reciclaje es cómo reducir la zona y el tiempo durante el cual el agua permanece en la planta. Esta compañía tiene ventajas sobre tecnologías con las que compite, especialmente para el mejoramiento de las plantas existentes."

Udi Leshem, el vicepresidente de desarrollo comercial de Atlantium, afirmó que un equipo de Aqwise había mejorado el índice de tratamiento en una planta de reciclaje de deshechos en Monclova, México, de 38.000 a 58.000 metros cúbicos al día.


Fuente: Urgente24.

La tecnología avanza siempre que la meta sea clara. La adversidad es el motor para el ingenio del hombre, por eso, ¿hasta cuándo van a seguir ocultando el fin del petróleo barato?

9 comentarios:

Grogal dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
El Señor F. dijo...

Ya había escuchado buena parte de esto el otro d{ia en el Abasto, pero no me deja de sorprender y maravillarme. Es un feo contraste, quien con casi nada hace de todo, y quienes tenemos de todo y nos vamos a la nada...

Jean Paul dijo...

Mira vos, hace poco me llego un mail sobre la falta de agua en el futuro. Quizás sea un delirante, pero si Usa hace las guerras por petróleo e Israel invade a sus vecinos con el visto bueno de los gringos, lo que harán por el agua.. bah, que se yo. Pero si te falta agua debe ser terrible.

Bruno dijo...

Veo el Riachuelo y pienso: Qué lejos que está la Argentina de todo esto.

Stella dijo...

Hoy en telenoche hablaban del problema del agua contaminada.
En verdad lo agarré empezado, y los chicos hacian ruido, y me perdi la mitad de lo que decían.
Pero algo de lo que agarré al vuelo es sobre que en un futuro podrían sacar agua de los alimentos, o algo asi, y que nuestro país sería uno de los mas beneficiados, siempre y cuando se planifique y cuide el sector.
Vos sabés a que se referían?

CLAUDE dijo...

Qué interesante. Me acordé de este editorial de La Nación:

Es cierto que en muchas partes de nuestro planeta el agua potable es un recurso escaso y limitante. Hay enormes desiertos y en muchos países se debe transportar el agua a grandes distancias o incluso obtenerla mediante costosos procesos de desalinización. Pero también en el otro extremo hay países y poblaciones que disponen de agua dulce abundante y excedente, sin ninguna posibilidad de utilizarla en su totalidad y que dejan que fluya hacia el mar. El Río de la Plata es uno de estos casos. Alrededor de 35.000 metros cúbicos de agua se vuelcan por segundo en forma continua al océano Atlántico. Es el agua que tomamos en Buenos Aires y en todas la ciudades cercanas a los ríos de su cuenca. Con un tratamiento muy simple y económico de decantación de sólidos en suspensión y una ligera cloración, el agua extraída del río se convierte en límpida y apta para ser bebida. Si alguien quisiera llevarse agua, no tendría ninguna necesidad de llegar a los esteros del Iberá y menos aún bombearla desde el acuífero Guaraní con el costo de energía que ello implica. Sería suficiente abrir las esclusas de un buque tanque estacionado en el Río de la Plata. La clarificación del líquido podría hacerse en el mismo barco o en el destino elegido. Si la Argentina pudiera por ello cobrar algún derecho, por mínimo que sea, tendría la oportunidad de una exportación enormemente atractiva e inagotable. El agua que vuelca al mar el Río de la Plata alcanzaría para el consumo de tres veces la población mundial a un promedio de 200 litros por habitante y por día. Un cálculo similar resultaría del Amazonas, el Mississippi u otros ríos importantes. Pero no tiene sentido aún ilusionarse con esa posible exportación. Salvo pocas situaciones en el mundo, todavía los fletes marítimos y los costos alternativos no hacen lugar al transporte de agua a larga distancia.

F. Fabian dijo...

Interesante como siempre-

El Perro dijo...

Antes que nada te felicito por el extenso material de tus post anteriores sobre el petróleo.

Mi casa da a una calle de tierra. Yo casi no estoy en casa de modo que el polvillo lo dejo para la limpieza general. Mi vecina vive trastornada por este hecho, por lo que su manguera esta casi todo el día a full, agua en la calle, agua en la vereda, la manguera tirada y un montón de desperdicio. Si los que hoy se desviven para encontrar una solución a un seguro futuro con escasez de agua la viesen -a ella y miles de personas que derrochan agua-, estarían indignados. Sólo varias generaciones con una educación seria en cuanto a cuidados del planeta pueden llegar a empezar a frenar algo en nuestro país.

OliverX dijo...

Saludos a todos y en particular quería destacar la editorial que citó Claude. Es impecable.
Material de primera para analizar y debatir.
Derrumbando mitos es tan sencillo cuando la razón se impone.
Abrazos!

PD: El primer comentario fue suprimido porque un link a un virus.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails