8 de octubre de 2011

La indiferencia mata.

¿Qué cosas en común tienen estos dos perros?











Ninguna, más que son los dos cachorros.

El primero, deambulaba por las calles de Brasil hace unos años, enfermo, sarnoso, con hambre y sed.


Anda sin rumbo, desconfiado, hostíl. No responde al llamado. Con un peso aproximado de 7 kilos.


El segundo, Farofa, tiene salud y familia. Es juguetón y siempre es solicitado por los niños cuando pasea por las calles por ser naturalmente querible. Pesa 17 kilos.

Le encanta pasear con correa y disfruta de un buen baño.


Los dos, son el mismo perro en épocas diferentes.

Farofa pasó 3 meses con tratamiento veterinario. La dra. veterinaria Flavia Tavares y su padre adoptivo, Alberto, quien lo sacó de la calle cuando todavía no estaba visiblemente "aceptable", fueron los artífices de la salvación de este animalito.

La sarna de perro no contagia al hombre. Es una variedad del parásito que ataca al hombre, por lo que pensar que un perro sarnoso pueda contagiarnos es un acto de ignorancia.

Farofa pasó la mirada indiferente de cientos de personas. Pero su historia prevaleció. Para satisfacción de los que hicieron lo correcto para que él pudiera salir adelante.

¿Qué les cuentan estos ojos? ¿Acaso no son los mismos que vemos en todos los animales no humanos sometidos al sufrimiento y al exterminio?

Cuando la indiferencia se hace costumbre humana y dejamos de ver el dolor y el sufrimiento, nos pasan las miserias más inmensas. Nos pasa que dejamos de ser humanos para convertirnos en autómatas rutinarios. No nos detenemos más ante las cosas que deben alertarnos de nuestra errónea conducta individual o grupal.

Entender el sufrimiento animal y actuar en consecuencia es la base de la justicia humana. Si no podemos ser justos y misericordiosos con los inocentes y abandonados animales, ¿cómo lo podremos ser con nuestros hermanos humanos abandonados por el hambre, la guerra y las injusticias?

25 comentarios:

Max dijo...

Oliver, yo no coincido en lo más mínimo, para mi humanizar a los animales es enfermizo.

OliverX dijo...

Max:
Nunca hablé de humanizar, ya que estoy en contra del especismo del que vos estás infiriendo.
Para mí, no existe diferencia entre el sufrimiento animal humano del no humano. Es una verdad biológica.
El respeto por todos los seres del planeta es lo que promuevo, adhiero y ejerzo.
Soy ser humano, considero nuestra ventaja respecto de los demás animales una herramienta para el progreso moral y material.
Dentro de la inmensa lista de miserias que el hombre detenta se encuentra la soberbia y la ignorancia.
Cuando estas dos se juntan, los resultados son nefastos.
Surgen el fanatismo y la tiranía.

Defender los derechos animales es intrínseco a la naturaleza humana, no un accesorio a elección.

CLAUDE dijo...

Leí el post con una angustia... Y me decía: Ojalá que sea el mismo animal antes y después, ojalá que sea el mismo animal antes y después. Qué alivio sentí al leer que ése era el caso.
En cuanto a humanizar a los animales, disiento con el primer comentarista: para mí se trata de humanizarnos a nosotros mismos. Yo a la gente que es insensible con los animales la siento como inferior, trunca, incompleta, involucionada, etc. No es algo que yo piense o decide. Simplemente me sucede sentir así.

CLAUDE dijo...

"Decida", quise poner.

Bruno dijo...

Oliverx: Ni te calentés en responderle. Quien no siente compasión por un ser indefenso que solo da cariño, no puede nunca convivir en sociedad. Así estamos, rodeados de personas que pasan por al lado de un animal,como si nada, por al lado de un pibe descalzo en pleno agosto, como si nada y muchísimos etcéteras más.


Mejor que humanizar a los animales, sería animalizar a los humanos. Por lo menos no tendríamos maldad.

Saludos.

DonGato dijo...

Me causo una sensacion indescriptible cuando vi al pobre animal en laforma en que lo mostraste, con sarna. He visto muchos perros asi. Y siempre he llamado a un veterinario amigo para que haga algo. Por supuesto, yo me banco lo que cuesta... y tambien muchas veces a mi mujer me la banco, cuando se enoja por lo que hago. Al igual que Claude, empece a leerlo pensando en que "ojala sea el mismo, antes y despues"... y senti alivio al ver que asi era.

Un abrazo, amigo.

ERICA dijo...

Qué buen final: más hernoso sería que fuese el destino de los miles de animales enfermos y abandonados. Es verdad que la sarna animal no nos contagia. Yo en verdad no lo sabía hasta que leí el post. Pero me cansé de acariciar, abrazar y alimentar perros enfermos y JAMÁS me pasó nada. Los prejuicios y la indiferencia del hombre son peores males.
Saludos

OliverX dijo...

Claude:
Tengo el mismo sentir. Confío en que es algo que tenemos intrínsecamente los seres humanos. Me he puesto la misión de despertarlo en todos aquellos que no lo sientan.

Bruno:
No me calentaría. Sería una oportunidad perdida para que se ponga en nuestra vereda. Yo creo que Max malinterpretó las palabras finales. Espero pueda reflexionar acerca del tema propuesto, que no es más ni menos, que la compasión, atributo humano.

DonGato:
Me alegro por tu conducta y proceder. Sería bueno que puedas transmitirle a tu mujer tu acción para que la comprenda de manera abarcativa. No sirve no contar con una socia para estas cosas. Mi mujer es tan o más proactiva que yo, a veces nos miramos y sabemos qué hacer sin hablarnos cuando vemos estas situaciones especiales en la calle.
Te mando un abrazo amigo.

ERICA:
Así es, hay que derrumbar los prejuicios y terminar con los mitos. La indiferencia se ataca poniendo al indiferente en el lugar del ignorado, siempre.

Occam dijo...

OliverX: Cuando empecé a leer (y ver las fotos) me dije: Este "cabrón" apeló al golpe bajo, para hacernos sentir unos miserables. Empero, cuando vi que el resultado era demostrar la evolución que puede generar el afecto y el cuidado, me encontré con lo que quería leer al respecto: cosas útiles, en vez de tanta sensiblería de salón de té, tan común en nuestro periodismo y nuestra dirigencia. Lo felicito.
Este post es muy adecuado para mi suegra, que vive levantando de la calle todo perrito o gatito desvalido que encuentra, y tiene una auténtica guardería en su patio. Uno de ellos, el Feli, tiene una enfermedad degenerativa en la piel, que causa gran impresión. Pero a ella no. Es una gran persona. Su última "recolección" fue una bolsa cerrada en la que había tres gatitos, dos ya casi asfixiados. El que todavía maullaba un poco, y que le llamó la atención, era el más débil de los tres. La veterinaria le dijo que tenía una enfermedad según la cual le costaba asimilar alimentos, y por eso era de aproximadamente la mitad de tamaño que sus hermanos. Paradojas de la vida. El más débil salvó a los más fuertes. Al llegar a la casa, la que lo adoptó al chiquitín fue la perra más grande, que no lo descuidaba ni a sol ni a sombra.
Cordiales saludos.

OliverX dijo...

Occam:
Mis saludos a su suegra. Este post es un verdadero reconocimiento a todos aquellos que ponen su granito de arena para cambiar la realidad de, para muchos, "insignificantes vidas".
Abrazo.

Wonder woman dijo...

Terrible.
Que tranquilidad me dio saber que era el mismo perrito.
Gracias.
Besos.

Desencantada dijo...

Vos sabés como adoro a los animales, más a los perros que son mi debilidad (y no hablo de perros de raza, los cuzquitos son los mejores y más agradecidos) pero en este post particular, te pido disculpas..

tuve que pasarme directamente a los comentarios porque no pude resistir ver la primera imágen.. ya me puse mal.

Menos mal que los lei a todos comentando que este ya no padece más esa enfermedad.

El asunto es que la realidad pronto viene a mi cabeza a afirmar que lamentablemente, éste es un sólo caso, puesto que muchos otros perritos están abandonados a su suerte en las perreras (como las de acá Rosario) que no les acercan ni un tapper con agua..

Coincido con Bruno, deberiamos animalizar al hombre, al menos tendría dos cualidades que hoy dia no posee, lealtad y agradecimiento.

Un beso enorme OliverX.

OliverX dijo...

WW:
Bacho!

Little Butterfly:
Es el mismo perrito! Tranquila señorita, usted sabe que siempre tienen moralejas mis posts.
Besos!

PD: Me cambió el usuario?

F. Fabian dijo...

Conozco a Max D por lo que escribe y voy a decir algunas cosas. Eso de "ni te calientes en contestarle..." me parece patetico, soberbio y claudicante. Es decir, no pongamos ningun empeño en explicar nada, si no lo entendiste de una o tu posisicion es otra...ni te calentes. Si todos lo tipos que hicieron algo en la vida, el mismo Oliver X, tuvieran ese pensamiento jamas hubieramos mejorado nada.
Dudo mucho que las palabras de Max fueran entendidas. Yo creo que hablo de humanizar como algo enfermo, como cuando una madre frustrada pone en su mascota todo el maternalismo que no sabe donde poner. Esas viejas del botanico que le dan de comer a gatos , y esta bien me encantan los gatos, pero cuando un pibe les pide una moneda, miran con asco para otro lado. Perros disfrazados con ropita que venden en la veterinaria del jumbo de palermo, esa humanizacion es terrible, se los desanimaliza a la mascota por enfermedad del dueño. Mi amiga le da besos en la boca al Beagle y no puede ni imaginar las veces que su perro se olio y lamio su culo. Y ella despues lo besuquea en la trompa. El perro y demas no son personas, son animales, asi nos hicieron gracias a quien sea. Hablo porque me canse de tener perros gatos, cotorras y ahora no tengo mas nada porque me cuesta mucho remontar el duelo cuando se mueren. Digo, por las dudas que alguno, rapidamente me trate de nazi exterminador .
Muy impresionante la historia, OliverX

OliverX dijo...

Fabián:
Entiendo a lo que apuntás. Muchas de las cosas que escribís hablan de carencias afectivas. Yo, sinceramente no veo mal que así se resuelvan. No digo lo mismo respecto del caso puntual de aquella señora que no se sensibiliza con un chico de la calle.
Por otro lado, los duelos de nuestros animales son absolutamente normales, y es humano tener que lidiar con ellos.

De todas formas, el espíritu del post es poner la compasión como motor de cambio para detectar las injusticias, sea donde fuera que las encontremos.
De corazón te digo que el sufrimiento es igual para todos los animales, con mayor o menor umbral de dolor, pero el mismo al fin. Basta ver los ojos y la expresión elocuente cuando nos encontramos ante el sufrimiento, o el terror por la muerte próxima.

Por supuesto que tengo claro que el hombre tiene mayores obligaciones que los animales debido a su capacidad de raciocinio, por eso somos responsables ante la ley por nuestras mascotas, por ejemplo. Pero todavía no encuentro nadie que me convenza de que nuestro derecho a la vida es superior al de cualquier animal.
Si creemos eso, estamos definiéndonos dentro del especismo, y no hay nada peor que la soberbia humana para creerse dueña de la Tierra y sus recursos. Esa afirmación bíblica es obsoleta. La Tierra nos sobrevivirá.
Te mando un gran abrazo.

PD: El debate, con respeto, siempre enriquece, Fabián.

El Reino del Reves dijo...

Felicitaciones Oliverx por este post y por la página en general.Siempre me resulta muy grato visitarla y muy buena la información que das.

Estoy de acuerdo en que el sufrimiento animal es el mismo sufrimiento humano, quien haya tenido en sus manos algún perro/gato/pájaro, etc herido o abandonado, sabe de que estamos hablando.
No se trata de humanizar a nadie, sino de solidarizarnos y dejar de creer que somos el centro del universo, el planeta está poblado de otros seres que al igual que nosotros tienen el mismo derecho a la vida, por lo tanto debemos respetarlo y hacerlo respetar.

Con respecto al comentario de las "viejas que dan de comer a los gatos del Botánico", voy a tomarlo como algo personal, ya que conozco y soy bastante amiga de varias de las chicas que allí trabajan día a día con el abandono de gatos.
Sabés lo que es hacerse cargo del centro de abandono más grande de Capital? Darle de comer a más de 150 gatos, curarlos, castrarlos, darlos en adopción? Sin ningún tipo de ayuda, más que el dinero de sus propios bolsillos. Todo a pulmón en una tarea que nunca se termina. Doy fe que semejantes Personas no son merecedoras de ese comentario.

saludos!

Constanza
www.todoporlosgatos.com.ar

OliverX dijo...

Constanza:
Sé muy bien quienes son las "chicas" del botánico así como también las del Parque Centenario.
El comentario que corra por cuenta de quien lo hizo. He tomado hace un tiempo la filosofía de no aceptar los "regalos" de quienes no tienen más que descalificativos para con los demás. Prefiero que los conserven. Los ignoro. (No voy a contarte ahora la enseñanza de Buda al respecto, lo dejo para un post que acabo de imaginar. ;))
Les tengo pendiente un post especial para todas las protectoras que hacen hasta lo imposible para lidiar con la injusticia de un mundo cada vez más insensible.

Mi objetivo es que cada vez más gente tome conciencia, pero lo más importante, sea vector de conciencia, creándola en todos aquellos que hoy son indiferentes y no se detienen ante la injusticia más "pequeña".
Besos!

Anónimo dijo...

Leyendo el comentario de esta persona horrorizada porque su amiga le da besos al perro, me pregunté cuántas veces habrá besado una boca humana sin saber en qué culo se posó antes. Pero sería muy grosero escribir este pensamiento aqui, no? Si a la chica ni al perro no les provoca daño, no queda claro cuál es el problema.

Respecto de la vestimenta para animales y ese tipo de humanización, me parece cruel y terrible, pero en menor grado que la crueldad que se aplica a los animales de granja, de laboratorio, de divertimento, etc. Es una tiranía masiva e inconmensurable la que aplicamos a los seres con los que cohabitamos.

Y por último, con respecto a las chicas del botánico y todas las personas que actúan, brindando su tiempo y recursos para disminuir el sufrimiento de otro ser, importa si es un animal o un humano? Habrá otras personas que no se sensibilicen por un animal y sí por un pibe, y entonces hay una complementariedad en las acciones.

Quedo a la espera de las enseñanzas del Buda :)

OliverX dijo...

Hola Anónimo! Bueno acabo de rectificarme con las enseñanzas de Buda.
Lo tenía olvidado y gracias a este refrito de post, y sus comentarios, lo he podido subsanar.
Gracias por la visita!

PD:¿Nos conocemos? ;)

choripanboy dijo...

Maravilloso,mi primera esposa hizo un par de acciones similares,una pena no poder haber sacado fotos por entonces.
acabo de compartir este post y
El Regalo en mi FB.

Abrazo y Gracias!!!

choripanboy dijo...

Oliv,mi hijo me recordó el nombre que le puse al perro que "mi primera administración" con su misericordia
salvó:

SARNY !!!

bueno no?

:-))

OliverX dijo...

Qué bueno, Chori! Me encantó. Imagino que esos gestos formaban parte de lo que vos más admirabas de ella. A veces, la misericordia es muy difícil de encontrar entre los especímenes humanos.
Fuerte abrazo, amigo.
:))

Almafuerte dijo...

Hace poco tuve que consultar una especialista en etología canina y entendí que humanizar al perro no pasa por ponerle un vestidito (eso es ridiculez) sino por ignorar los códigos de comportamiento animal.

En la interacción hombre-animal que se da en el campo no hay necesidad de entender nada, cada especie tiene su espacio y sus cosas. Pero en la ciudad es totalmente diferente, si el perro no come creemos que está enfermo o triste (humanización) cuando en realidad está tratando de controlar la comida para erigirse en jefe de nuestra manada. Cosa que en el campo jamás sucedería, o se resolvería de otra manera.

No se si el pobrecito de la foto sufría más por sus heridas y por el hambre que por la falta de una manada. Y realmente no veo que asistir a una especie perjudique a la otra, ni que ignorar el sufrimiento de una especie ayude a la otra. No son acciones excluyentes sino concurrentes.

Saludos.

choripanboy dijo...

En el Budismo la misericordia es una cualidad que se encuentra en la antesala de la iluminación,
el Bodhisatva(quién posse esa cualidad sobre las otras)
al manifestarla y ejercitarla constantemente,logra la Budeidad,se convierte en un Buda.
Muchos seres humanos los son,aún sin saberlo...

OliverX dijo...

Gracias por los aportes chicos, realmente enriquecen el sentido del post. Si somos indiferentes, no sólo nos perdemos la riqueza de la experiencia que los otros nos pueden brindar sino que también perdemos chances de aprender poniéndonos en los zapatos de los otros.
La empatía es lo que falta cuando hay indiferencia. Y como decía Borges, el odio no es lo opuesto al amor sino la indiferencia.
Besos y abrazos!

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails