3 de marzo de 2010

Ajustáte a la vida.

Abrazate al cinturón de seguridad.




En mi caso, me salvó la vida en 1997. Nunca jamás dejé de usarlo. Espero que tomes este mensaje como el de un amigo.

No hay comentarios.:

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails