9 de noviembre de 2011

Cortos Abrementes. Empatía.


¡Qué poderosa revolución de la conciencia provocaría en el mundo una simultánea y coordinada acción de empatía que invitara a ponerse en los zapatos de nuestro prójimo! Como decía el sabio Albert Schweitzer. "No me importa saber si un animal puede razonar. Sólo sé que es capaz de sufrir y por ello lo considero mi prójimo."


Siempre hay tiempo para conocernos a nosotros mismos y explorar nuestra verdadera y genuina humanidad, muy a pesar de los condicionamientos que nuestra realidad social nos haya impuesto a través de costumbres, dogmas o rutinas.
Para comenzar a transitar la recta final hacia la ansiada Ilustración de la humanidad, es preciso que todo hombre que habita la Tierra comprenda nuestra existencia diversa y necesariamente colectiva. Me refiero, no sólo a compartir lazos de fraternidad con cualquier etnia sobre la Tierra, sino también, a comenzar a ampliar, definitivamente, nuestro círculo de compasión hacia los demás seres que conviven con nosotros en ésta, nuestra única casa. Nuestro pequeño y pálido punto azul en el Universo.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Genial post and this enter helped me alot in my college assignement. Say thank you you for your information.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails