25 de febrero de 2011

Magdalena Goyheneix, un abremente en acción de Médicos sin Fronteras.


Después de una tormenta, un hombre sale a caminar por la playa y se encuentra con miles y miles de estrellas de mar regadas por la playa. A lo lejos ve a otro hombre que las devolvía una por una.
Se acerca a él y con cierta ironía le pregunta: "¿para qué se toma usted el trabajo, si en cuatro horas van a estar todas muertas?"
El hombre le responde mientras continúa con su labor, "ésta no, esta otra tampoco, ésta no...".

¿A cuál estrella de mar podés ayudar hoy?


Aportemos nuestro granito de arena y veremos como entre todos el mundo cambia.
La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

No hay comentarios.:

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails