15 de marzo de 2008

Los nuevos semáforos porteños.

La crisis energética se resuelve con muchísimas acciones que tienden a: por un lado, optimizar el consumo, reduciéndolo o haciéndolo más eficiente y por el otro, el más costoso y comprometido, generando una mayor oferta eléctrica a través de la construcción de nuevas plantas eléctricas.
Pero este post apunta a mostrar cómo se puede reducir el consumo, el costo de mantenimiento y mejorar la seguridad vial debido a la menor posibilidad de fallas.



Si circulan por Capital Federal ya los habrán visto. Son los nuevos semáforos de LEDs. (diodo emisor de luz, según su sigla inglesa).
Los mismos poseen una vida útil de 100.000 horas contra las 3.000 de los focos incandescentes que actualmente tienen los semáforos (la lamparita de filamento).
El consumo energético es 7 veces menor.



Se estarán preguntando cuánto salen...
A pesar de su elevado costo, las señales se amortizan en sólo cuatro años:



Teniendo en cuenta la vida útil:
1 lámpara de leds equivalen a 34 lámparas incandescentes.


Teniendo en cuenta el consumo:
Mientras que las tradicionales lamparas incandescentes de semáforo consumen entre 69 y 150 Watts, cada lampara led consume entre 10 y 25 Watts, dependiendo del tamaño, el color y el tipo. Es decir que por cada lámpara incandescente encendida, puede haber 7 lámparas de LEDs por el mismo consumo.


En consumo real hasta la extinción de la vida útil comparativa:
1 lámpara de LED consumirá 2,5 Megawatts (la más potente) mientras que la misma vida útil con lámparas incandescentes se logra con 34 de ellas, las cuales consumirán 15 Megawatts.


En términos operativos y de mantenimiento:
El costo de mantenimiento se reduce en 30 veces. Aumenta la confiabilidad y seguridad en el cruce ya que funciona en forma ininterrumpida durante más tiempo y se disminuye el riesgo implícito que genera el recambio de la lámpara.

Características Generales de estas lámparas:

  • Muy bajo consumo, del 5 al 15 % de su similar con lamparas incandescentes
  • Mínimo mantenimiento.
  • Hasta 10 años de vida útil.
  • Simple recambio.
  • Reemplazo directo de ópticas (retrofit).
  • Condición neutral cuando esta apagado.
  • Lente incoloro.
  • No tiene efecto de luz fantasma causada por luz solar.
  • Cierre hermético contra el polvo y la humedad.
  • Señalización luminosa uniforme.
  • Alto contraste con luz solar.
  • Mejor visión a elevadas distancias.
  • Unidad Óptica sellada.
  • Leds de última tecnología, con gran luminosidad.
  • Certificado ISO 9002Un led quemado solo representa una perdida porcentual de la luz total.
  • Importante ángulo de visión.
  • Cumple normas Americanas de la CEE y Argentinas.
A ver si toman nota en el resto del país y replican la iniciativa. Por el bien de todos.



Fuente: La Nación.

3 comentarios:

CLAUDE dijo...

Práctico, concreto, útil, así debería ser toda la política.

Frank Castle, The Punisher dijo...

Hace un tiempo se me había ocurrido esa idea y luego la encontré implementada y hablé de eso en el blog.

Conocí las lámparas de Leds por un amigo que me dijo que son buenas para los autos porque si te olvidás las luces prendidas no te come la batería. De ahi se me ocurrió usos para bajar el consumo. De hecho en mi depto tengo luces de bajo consumo en la cocina y el living, y luces incandecentes en el baño y las piezas, total ahi se usa poco y nada y gasta menos en prender y apagar la luz. El tema es que todavía no hay algo que sea práctico y estético para reemplazar las luces del hogar por Leds.

Hay que ahorrar energía, sino la silla eléctrica en vez de matar a los delincuentes sólo los fríe un rato a baño maría.

Patto dijo...

¡Amo los leds! (ligthing emiting diodes)

Son secuelas que me quedaron cuando estudiaba para técnico electrónico.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails