9 de marzo de 2009

La esterilización de animales.


La castración o esterilización es el método más efectivo que existe para evitar la superpoblación de animales, el nacimiento de las crías indeseadas y el abandono. Es definitivo, no deja ningún tipo de secuelas y tampoco modifica en absoluto la vida normal de la mascota.

Está comprobado científicamente que cuando una gata o una perra es castrada en forma temprana (antes del primer celo), prácticamente se anulan las probabilidades de que desarrollen tumores malignos en las mamas durante la adultez. También, al desaparecer los celos periódicos, se reducen los riesgos de contraer infecciones uterinas (Piómetras) que, de no ser detectadas a tiempo, pueden llevar al animalito a la muerte.

La responsabilidad de la esterilización no es sólo de los propietarios de la hembras. La misma obligación la tienen los poseedores de machos. La castración de estos ejemplares, además de impedir que dejen preñadas a las hembras, reduce la posibilidad de que se pierdan y el contagio de enfermedades por arañazos o mordeduras. Un perro castrado no tendrá la misma necesidad que uno entero de huir de casa en busca de hembras en celo, peleará menos y será menos agresivo con los de su especie. En el caso de los gatos ocurre algo semejante: no sienten necesidad de vagar para encontrar hembras, no precisan marcar territorio con la orina, el hedor propio de la actividad hormonal desaparece y, al pelear menos y minimizar el contacto con otros gatos, se reducen las posibilidades de contacios de enfermedades muy peligrosas como el VIF (virus de la inmunodeficiencia felina) y el VILEF (Virus de la leucemia felina).

No hay que olvidar:

* Un animal castrado puede llevar una vida ciento por ciento normal.
* Es más hogareño.
* Se vuelve más cariñoso y sociable.
* Es más longevo.
* Generalmente se tornan más limpios.
* Nunca más existirá el problema de las crías indeseadas que nadie quiere y que resultan imposibles de ubicar por falta de hogares suficientes para todos.

Es un mensaje de A.P.E.M.A. (Acción para erradicar el maltrato animal).

4 comentarios:

SUSANA dijo...

Muy buena info Oliver, demás decirte que me desasnaste en más de un detalle!

Por cierto, el Moro (mi pastor alemán no ha sido castrado)y siiii, entiendo, pero cómo le explico ésto al machote perro que tengo! Jajajajajajá!

Besazo Amigo querido, me dió enorme gusto conocerte y también a tu papi (me enteré después que eran padre e hijo y ciertamente tienen su parecido)

Buena Semana Oliver!

Jurema dijo...

Hola!

Muy buen articulo sobre el mundo gatuno..
El problema lo desarrollas muy bien!

Hay que tener en cuenta que las personas que tienen su mascota, la mayoría son bastante reacias a la esterilización, pues existe la identificación del dueño con su mascota y les cuesta mucho llevarlo a cabo,
Deberían tener en cuenta que estos animalillos no tienen trauma psicológico con la intervención, y a cambio hacen su vida completamente normal sin tener las hormonas revueltas, menos luchas y menos camadas sacrificadas.

Un abrazo

Wonder dijo...

Siempre tuve a mis animales castrados (perras y gatos).
Es pura verdad todo lo que decís.
En especial los gatos. Super cariñosos y tiernos.
Besotes.

Hilda dijo...

buenísisimo el artículo, ya mismo lo distribuyo entre mis conocidos. Totalmente de acuerdo, por más que se le busque, la castración no da más que beneficios. Saludos afectuosos. Hilda

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails