11 de agosto de 2011

La revolución de la conciencia. Clip 2.


Participar. Educar. Hablar. Debatir. COMPROMETERSE.

Hoy llevamos la parsimonia de un ganado de pastura que espera el fin del horrendo matadero para saciar el hambre voraz de quienes no quieren el progreso, el fin de la hambruna y las guerras. Empresas afines a esos negocios que ignoran la fortaleza insondable que poseemos si nos aliamos. Si nos activamos como hermanos fraternos en defensa de nuestra Humanidad.
Reclutemos a un millón de Ghandis, a otro millón de Martín Luther Kings, a un millón de Teresas de Calcuta. Seamos vectores de conciencia en la búsqueda de otros vectores capaces de exponenciar nuestra fortaleza. Porque en la unión está la fuerza.

Hay millones por reclutar a través de la revolución de la conciencia.


Los hermanos sean unidos,
Porque esa es la ley primera.
Tengan unión verdadera
En cualquier tiempo que sea
Porque si entre ellos pelean
Los devoran los de ajuera.
José Hernández en Martín Fierro.

La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

1 comentario:

tula dijo...

...así es y así será,... si queremos evolucionar.
La conciencia es la llave y nosotros somos su cerradura.
Me apunto, pues el compromiso es el que forja la posibilidad de cambiar.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails