20 de mayo de 2010

Golfo de México: El desastre ecológico no para de crecer.

Derrame de petróleo avanza hacia Florida



Parte del petróleo que se derramó el mes pasado en el Golfo de México comenzó a ser arrastrado por la Corriente del Lazo que podría llevarlo hacia los Cayos de Florida dentro de seis días y luego a la costa atlántica de Estados Unidos.
Así lo advirtieron científicos de la Agencia Espacial Europea quienes aseguran que las imágenes satelitales muestran que una veta de crudo se extiende hacia el sur de la mancha principal impulsada por una masa de agua rápida.
Este diagnóstico es compartido en términos generales por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA, por siglas en inglés), pero aclaran que el petróleo es sólo una pequeña parte del derrame.
En ese sentido, sostienen que podría llegar a Florida "muy degradado" o incluso podría evaporarse mientras sigue su ruta.
Otro de los riesgos es que las turbulencias de la Corriente del Lazo terminen mezclando el petróleo con el agua lo que haría más difícil seguir la trayectoria del vertido.


Trabajos en el Golfo de México



El pasado 20 de abril se produjo una explosión de la plataforma Deepwater Horizon, de la Bristish Petroleum (BP), frente a las costas de Luisiana.
Ese dispositivo de extracción se hundió dos días después y desde entonces, una mancha de crudo se esparce en las aguas del Golfo de México.
Según BP, ahora están extrayendo 3.000 barriles por día de petróleo derramado, cifra superior a los 2.000 que se obtuvieron el martes, informó el corresponsal de la BBC en Washington, Steve Kingstone.
De acuerdo con las propias estimaciones de la compañía, eso representa el 60% del total del petróleo derramado, añadió Kingstone.
La compañía espera comenzar a trabajar este domingo en el procedimiento de sellado de la perforación de donde sale el petróleo.
Los efectos del derrame de crudo han generado preocupación tanto en EE.UU. y Cuba lo que motivó el inicio de conversaciones por parte de funcionarios de ambos países.


Mientras tanto desde la Guardia Costera estadounidense aclararon que las bolas de alquitrán que llegaron a las playas de Florida en los últimos días no proceden del derrame de Luisiana.
Oficiales de esa fuerza dijeron que no está claro de dónde salió ese alquitrán.

Fuente: BBC Mundo.

El derrame de crudo en el Golfo de México sería mucho mayor

Científicos estadounidenses han encontrado enormes columnas de petróleo bajo la superficie del Golfo de México, que están acabando con el oxígeno a su alrededor, lo que supone una amenaza para la vida marina, según informaron hoy.
Las columnas no son visibles en las imágenes de satélite que ha usado el gobierno para evaluar el volumen de petróleo que sale del pozo, lo que podría indicar que el vertido es mayor que lo calculado oficialmente.
Una de esas acumulaciones de crudo tiene una extensión de 16 kilómetros de largo por 5 kilómetros de ancho, según los expertos.
El nivel de oxígeno en algunas zonas cerca de esas columnas ha caído un 30% y sigue bajando, de acuerdo con sus cálculos.
El crudo lleva escapando al Golfo de México desde el 20 de abril, cuando una explosión destruyó la plataforma petrolera Deepwater Horizon y mató a 11 trabajadores. 

Fuente: Cronista.com

Fracasó otro intento de controlar el derrame

WASHINGTON.- Luego del fracaso del primer intento de controlar un gran derrame de crudo en el lecho marino del Golfo de México, las cuadrillas de rescate de la petrolera British Petroleum (BP) planeaban ayer abandonar un enorme domo de contención en el fondo del mar y tapar el pozo con toneladas de barro y cemento.

Mientras miles de litros de petróleo continuaban alimentando una descomunal marea negra, BP ordenó el envío de más equipos y personal especializado al epicentro del desastre para intentar cerrar el pozo con toneladas de lodo y cemento inyectadas a través de un gran ducto desde la superficie.
Esta nueva operación demandaría entre dos y tres semanas, pero el gigante energético británico también evaluaba otros tres métodos diferentes y aún no había decidido cuál usar.
Antes de proceder con las nuevas técnicas, las cuadrillas deberían reubicar el domo de contención en el fondo, a 490 metros del lugar del vertido, más lejos de donde lo dejaron el sábado luego de que cristales de hielo taponaran su pico cuando estaba sobre el derrame.
Podría pasar al menos un día antes de que BP pueda volver a intentar colocar la estructura sobre el pozo, que derrama más de 757.000 litros de crudo por día desde el 20 de abril pasado, cuando explotó y se hundió la plataforma Deepwater Horizon.
El primer intento de frenar el derrame falló cuando el pico que corona la cúpula quedó bloqueado por cristales que se formaron en las heladas aguas profundas, y que impidieron la succión del crudo hacia un buque supertanquero en la superficie.
Los equipos de emergencia demoraron casi dos semanas en construir la pieza de acero y concreto, y tres días en trasladarla a 80 kilómetros de la costa y bajarla hasta el pozo, pero la temperatura de las aguas era demasiado baja.
Directivos de BP no descartaban que se pudiera cerrar el pozo con un domo de contención, sea el ya usado u otro que se está armando, para que capture el crudo y lo canalice a un barco cisterna.
Sin embargo, dijeron que pasarían días antes de que pudieran hacer otro intento, mientras ayer llegaban lenguas de alquitrán a las costas de Alabama, más al este de las manchas delgadas que se vieron en los pantanos de Luisiana.
En tanto, el secretario de Justicia norteamericano, Eric Holder, reveló ayer que envió a algunos colaboradores para verificar si hubo errores, actos ilícitos o abusos en relación con la fuga de petróleo.

Agencias AP, ANSA y DPA 

Fuente: La Nación.

British Petroleum no difunde imágenes de la actualidad de la plataforma.





1 comentario:

Winter dijo...

Excelente entrada. Este es un tema a que todavía no se le está dando la verdadera dimensión.
Un saludo afectuoso Oliver

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails