1 de junio de 2010

Evolución satelital del desastre en el Golfo de México.

La magnitud de este desastre ecológico no tiene precedentes.



No hay conciencia internacional que ponga de manifiesto la urgente necesidad de frenar inmediatamente la extracción de todos las plataformas offshore hasta tanto se resuelva el problema de seguridad ecológica. Hay cientos de estas moles sedientas de oro negro que no cuentan con la tecnología suficiente para frenar una catástrofe.
Lo que está sucediendo en las costas del Golfo de México implica la aniquilación de una vasta zona de biodiversidad. Los daños son irrecuperables. Alcemos la voz de nuestra conciencia exigiendo que se de una solución concreta a esta tragedia.
Migrar el paradigma del petróleo implica compromiso global y un debate concreto acerca de la tecnología disponible para explotar las energías renovables que bien pueden controlar la descontrolada, e inevitable dependencia por los combustibles fósiles.
Nuestra Tierra es la única casa que disponemos. Atentar contra ella es atentar contra nosotros.
Hagamos un esfuerzo para distribuir estas imágenes del desastre ecológico más grande que la historia humana ha soportado.



La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

1 comentario:

Mensajero dijo...

Lo van a acusar de zurdito por proponer detener la explotación petrolera off shore.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails