15 de julio de 2014

Cortos Abrementes: Mayoría oprimida


Cuando queremos explicar una situación o describir un hecho, apelamos a los ejemplos y a las parábolas ya que nos permiten situarnos de una manera cercana a aquello que tenemos que imaginar para entender. Es una forma de explicar el concepto de empatía, fundamental para conocer al otro y practicar la tolerancia bien entendida. Es un principio básico que nos permite coexistir y acortar esas diferencias creadas por la Cultura, la Hegemonía y hasta la tradición.

En este corto, los varones podrán entender qué se siente ser mujer y vivir en una sociedad profundamente machista y opresora. Cada niño, joven, adulto y anciano varón son responsables de las acciones cotidianas que permiten reproducir estas prácticas sociales que debiéramos erradicar.

Pero lo más crítico para que se produzca ese cambio está en el mismo género femenino. Las mujeres que viven asoladas por la cotidianeidad machista necesitan rebelarse y dejar de criar hijos machistas. Este cambio puede impulsarse con una pequeña ayudita. Y es creando conciencia en todos nosotros, los varones que queremos Igualdad en todos los aspectos concretos de la vida, pensando quizás, en el fin de la división de género que tanto se vincula con la cosa primitiva y no con una complejidad racional que goza la Humanidad desde su nacimiento.

Sin más preámbulos, aquí el corto Abremente para que compartan con sus amigos y amigas.


La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

No hay comentarios.:

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails