8 de abril de 2012

Oil Peak o Cenit del petróleo.

Recupero este post viejo de marzo de 2008 para explicar los motivos de por qué resulta urgente diversificar la matriz energética y adecuar rápidamente nuestra tecnología y forma de vida a una en la cual los hidrocarburos no sean monopólicos. Desde combustibles, pasando por más de 10 millones de patentes de productos, fertilizantes, medicamentos, todo en la vida moderna de la humanidad, proviene de las bolsas de sol enterradas hace millones de años y que vulgarmente llamamos oro negro.
Veamos por qué debemos comenzar ya a trabajar en una estrategia de adecuación global:


Hace ya varios años se viene pronosticando que el petróleo llegaría a su pico máximo de oferta, es decir, el punto en que, las exploraciones y pozos que actualmente están proveyendo de este recurso no renovable, tocarán su máximo disponible en relación al petróleo que todavía queda bajo la tierra.

Ese cenit llegó en 2007. Fue el año del Oil Peak.

De ahora en más, todo lo que se saque será menos de lo que haya producido antes, pero con un agravante:
El consumo de combustibles fósiles se sigue expandiendo de forma alarmante. El crecimiento económico sumado al crecimiento demográfico están haciendo que la vuelta de la curva de este cenit sea más abrupta en su caída.

Más abajo se detallan 5 razones que fueron previstas antes de estimar al 2007 como el año Oil Peak:

1. El descubrimiento de petróleo se ha hecho extremadamente costoso y arriesgado. Los yacimientos de crudo se formaron durante millones de años en la Tierra. La producción petrolífera importante comenzó hace apenas un siglo. Los EE. UU. alcanzaron su cenit en 1970 y la producción de petróleo ha ido cayendo hasta la mitad. La producción actual sería aún mucho menor, si no se hubiesen producido los descubrimientos de Alaska y el desarrollo de los campos petrolíferos en aguas marinas. Los EE. UU. son el líder mundial en exploración y desarrollo petrolífero, pero aún así, la producción en los EE. UU. sigue cayendo. Todos están de acuerdo en que la producción de petróleo llegará algún día a su cenit y no existen métodos para importar petróleo de otros planetas. Si los grandes yacimientos estuviesen disponibles:
¿Por qué las compañías petrolíferas habrían de invertir miles de millones de dólares en arriesgados y complejos intentos de producir petróleo en aguas profundas?1
¿Por qué se intentan desarrollar campos en el Ártico congelado o construir plataformas por miles de millones de dólares en las sendas habituales de los huracanes del golfo de México?
¿Por qué las compañías arriesgan miles de millones de dólares y las vidas de sus trabajadores en algunas de las naciones más hostiles del mundo, como Sudán o Irak?
¿Por qué invertir miles de millones de dólares en proyectos petrolíferos en países como Rusia, que a veces imponen multas enormes por “contaminación” a las compañías petrolíferas extranjeras?
¿Por qué invertir en naciones como Venezuela, que imponen elevados royalties e impuestos en pozos petrolíferos existentes?
¿Por qué negociar con naciones como Ecuador, que acaba de revocar las licencias y ha tomado los pozos ya desarrollados?
¿Por qué negociar con Irán y sus incertidumbres?

2. Las compañías petrolíferas descartan el cenit del petróleo.
A pesar de las acusaciones no comprobadas, las grandes compañías petrolíferas descartan públicamente que el cenit del petróleo vaya a ser un grave problema. Las declaraciones de sus páginas web, su publicidad y los discursos de sus directivos así lo prueban. Aquellos que desconfían de los grandes del petróleo, deberían tomar esto como una prueba de que el cenit del petróleo está próximo. ¿Por qué las compañías petrolíferas descartan este problema, si las perspectivas de unos precios sensiblemente más altos del petróleo harían aumentar sus valores en bolsa? En primer lugar, estas compañías negocian de forma continua arrendamientos petrolíferos y demás acuerdos que se basan en el precio del petróleo a futuros. Si estas previsiones se duplicasen, los costes se duplicarían. En segundo lugar, las compañías petrolíferas ya están consiguiendo grandes beneficios. Son la industria más rentable del mundo. Si el mundo terminase sabiendo que pronto iban a obtener beneficios gigantescos debido a la escasez de petróleo, los gobiernos llevarían a cabo esfuerzos para regular o tasar estos astronómicos beneficios. Y finalmente, los altos directivos de estas empresas han desarrollado esquemas de cobro, por los que se pueden hacer multimillonarios después de unos cuantos años en la cima. Todo lo que tienen que hacer es sentarse y decirle a todo el mundo que no deben alarmarse por nada.
3. Los datos de la AIE indican una escasez de petróleo a finales de año.
Los que argumentan que el cenit del petróleo ya ha llegado, nunca dicen que nos quedaremos de repente sin petróleo o que una gran escasez supondrá una catástrofe. Simplemente señalan que la oferta no va a poder hacer frente a la demanda. Incluso aunque el cenit del petróleo esté a pocos años vista, las previsiones de la AIE muestran que la demanda superará a la oferta en el cuarto trimestre de 2072. Aunque el mundo siga aumentando la producción de petróleo en millones de barriles cada año, esto será insuficiente para hacer frente a la creciente demanda, lo que hará aumentar los precios de forma acusada. La producción mundial parece haber llegado al cenit en los 85 millones de barriles diarios (mbd) y el experto petrolífero y geólogo T. Boone Pickens ha declarado hace poco este nivel como el del “cenit del petróleo” y predijo un petróleo a 80 US$/barril para finales de 2073. Las previsions de la AIE muestran que la demanda crecerá hasta un volumen récord de 87 mbd en el cuarto trimestre de 2007, mientras la producción seguirá estable alrededor de los 85 mbd. Esta brecha parece pequeña, pero significa que los compradores de petróleo solo pueden pujar por una cantidad limitada y todos esperan llevarse a casa los contratos de entregas de petróleo.
4. Las reservas de petróleo se están agotando.
Los pozos de petróleo se agotan en unos 10-15 años. Aumentar la producción no sólo consiste en perforar nuevos pozos, sino en reemplazar los pozos agotados por otros nuevos. Algunas empresas petrolíferas no están consiguiendo reemplazar sus reservas, mientras cae su producción. Disfrazan este problema acudiendo a comprar pequeñas compañías petrolíferas y metiendo en sus libros las reservas y la producción de éstas. Aunque esto les resuelve el problema, no reemplaza las agotadas reservas mundiales.
El colaborador de SRA John Busby descubrió otro engaño analizando los informes anuales4. Las compañías petrolíferas también producen gas natural. Este es un producto energético, pero no es algo que puedan utilizar los automóviles (directamente). Sin embargo, las compañías petrolíferas ahora listan sus reservas como barriles de petróleo “equivalentes”, al contabilizar el contenido energético del gas natural como dato de los barriles de petróleo. Esto confunde sobre la cantidad exacta de petróleo que se ha agotado, puesto que puede estar compensada con los aumentos del gas natural. Otro aspecto es que las compañías petrolíferas contabilizan las reservas cuando se descubre el petróleo. En muchos casos, la falta de estructura local o la inestabilidad política hacen que el desarrollo de esas reservas resulte demasiado costoso o arriesgado. Las compañías petrolíferas han perforado también docenas de pozos a centenares o miles de metros bajo la superficie marina y abanderan estos descubrimientos en aguas ultra profundas como grandes añadidos a sus reservas petrolíferas. Sin embargo, no se realizan los correspondientes esfuerzos para producir petróleo desde muchos de estos pozos, ya que las complejidades y los riesgos son desalentadores5.

5. La demanda de petróleo crece a pesar de los altos precios.
Los gurús del libre mercado están confundidos al observar como su magia del equilibrio entre oferta y demanda falla en los mercados petrolíferos. Los precios de la gasolina se han duplicado en estos últimos tres años y sin embargo la demanda ha aumentado. Los altos precios de la gasolina no han provocado una reducción de la demanda, sino un menor gasto en otras áreas. Por ejemplo, Walmart se quejó de una reducción de sus ventas en 2005, por los altos precios de la gasolina. Los altos precios del petróleo han reducido el crecimiento de la demanda, ya que se conduce menos, se utiliza los coches de forma conjunta, se utiliza el transporte público y se adquieren vehículos de mayor eficiencia. Pero a pesar de todo ello, la demanda sigue creciendo, por la infraestructura y las tendencias culturales que evolucionaron desde la Segunda Guerra Mundial, especialmente en los EE. UU. La mayor parte de la nación ha sido diseñada para que los automóviles sean el único medio de transporte. En áreas donde existe el autobús, el sistema se considera un subsidio para los pobres y muchos norteamericanos se avergüenzan con la sola idea de tener que tomar un autobús. Antes de eso, serían capaces de hacer efectivos sus fondos de pensiones y pagar a 10 US$ el galón (unos 2 € el litro) por la gasolina, antes de ser vistos en la cola del autobús. El gran libro de Paul Fussell sobre la sociedad nortemanericana, titulado “Class”, define a los pobres como aquellos que toman el autobús.
Además, los coches lujosos y grandes son un símbolo de estatus y a muchos hombres les gustan los coches deportivos potentes y las grandes furgonetas. Preferirían tomar un segundo trabajo, antes que ser vistos en la vecindad conduciendo un pequeño Honda. Una de las canciones más populares en todo el mundo en los últimos años ha sido una titulada en español “Gasolina”, cuyo estribillo es “gusta la gasolina”, mientras el video representa a jóvenes disfrutando de sus grandes y potentes coches. En China y otras naciones en desarrollo, el símbolo de una persona con éxito es aquellas que posee un coche. Los pobres trabajadores buscan tener un coche más por el estatus que como medio posible de transporte.
Estos patrones culturales van a crear con seguridad un conflicto entre civilizaciones, a medida que todos tengan que pujar por el petróleo. La gasolina a 5 US$ el galón (aprox. 1 €/litro) afectará a la economía, pero tendrá un efecto limitado sobre la creciente demanda de petróleo. El libre mercado sabe cómo hacer disminuir la demanda, con precios más altos, pero ¿cómo de altos tienen que ser? El problema es que el precio no es un factor importante para la clase media-alta y por encima, para las fuerzas militares, gobiernos y para la mayoría de los negocios. Estos pagarán lo que el mercado demande, puesto que no les supone un sacrificio personal. Es irónico que los altos precios de la gasolina solo consigan elevar, aún más, el estatus de los conductores de coches de alto consumo, para la mentalidad de la mayoría de los norteamericanos. Lamentablemente, cualquiera con un presupuesto limitado y dependiente de un coche para el transporte, tendrá que pelear por la supervivencia en esta era en la que a todos les gusta la “gasolina”.
Gusta la Gasolina (N. del T: en español en el original)
Referencias[1] "Thunder Horse Breaks a Leg"; SRA 24 abril, 2007. [2] Oil Market Report , IEA, 11 mayo, 2007. [3] "Conference speakers point to $70-$80 oil by end of year," Fort Worth Business Press, 13 mayo, 2007. [4] "ignotum per ignotius," SRA; 27 octubre, 2006. [5] "Thunder Horse Breaks a Leg"; SRA 24 abril 2007.

Fuente: crisisenergetica.org

Post original publicado el 18/03/2008

8 comentarios:

Moe dijo...

Mientras las petroleras sigan parando toda investigacion de energias alternativas vamos a seguir asi.hasta q no se queden sin una puta gota no van a parar.

Bruno dijo...

A mi lo que me preocupa es qué vamos a hacer cuandose acabe el petroleo.

No es solamente el transporte. Son los plasticos y todo lo que les conlleva. Toda la electrónica que gira en torno a la tecnología es obsoleta sin plásticos.

Pregunta: Es cierto que el petroleo argentino no sirve para nada comparado con otros paises?

OliverX dijo...

Moe:
Lo sencillo es que cada país tiene su soberanía sobre los recursos.
Debería haber más conciencia para presionar sobre los gobiernos que, en definitiva, son los que pueden decidir sobre la injerencia de las petroleras.
Las investigaciones en energías alternativas ha mejorado muchísimo.
Acá posteé la novedad de Google con su empresa Nanosolar al producir los paneles solares que reducen el costo de los mismo al valor de quema de carbón!!!
Hay esperanzas... En diez años tenés que ver una reversión absoluta.

Bruno:
Lo dramático es la generación de energía eléctrica. Recordá que en nuestro país el 91% de la misma se genera en plantas termoeléctricas alimentadas por combustibles fósiles.
Aparte la reina acaba de sumar UNA nueva planta TERMOELÉCTRICA en campana. NO ENTIENDE NADA.
En cuanto a la calidad de nuestro petróleo, es cierto que no es de la mejor, pero eso tiene que ver con el tipo de yacimiento. No tenemos ni un barril Brent ni uno WTI, que son los de referencia mundial.

¿Sabés que hay más de 10 millones de inventos patentados derivados del petróleo?

El problema del petróleo no es la escasez en sí, ya que el hombre terminará adaptándose. El verdadero problema es lo que vaya a pasar con lo POCO o último que quede en relación a quién se lo quede.
Ya sabemos que USA dejó caer las torres para poder atacar IRAK. Eso es una acción estratégica. Allí existe la reserva más grande aún sin explorar.
Abrazos.

Jean Paul dijo...

Ustede es un maestro. Muy bueno, lamento no haber llegado antes a vuestro blog.
Amigo, no olvidemos que este sistema consumista junto con el petróleo tiene guerra y venta de automóviles, etc. UNA INDUSTRIA INFERNAL ALREDEDOR DE EL. Gracias por el informe. Infernal, pero revelador.

CLAUDE dijo...

De manera emotiva, sigo siendo optimista. No creo que las compañías automotrices se resignen a dejar de vender autos sólo porque escasea el petróleo. Algo van a inventar. Y si no lo hacen, bueno, volveremos a las carretas. Como sea, no me desahucien.

Francisco dijo...

Creo que es un error lo que dices de que los autos no pueden usar gas natural. Aquí en argentina es algo normal, casi todos los taxis y millones de autos usan gas natural que es mucho más barato. Casi todos los autos son muy fácilmente adaptables a funcionar con gas natural...
PD: Muy bueno el blog!. Saludos.

OliverX dijo...

Francisco:
El gas natural es un combustible fósil hermano del petróleo y también tiene su fin como recurso no renovable.
Hoy se utiliza primariamente en centrales termoeléctricas para dar energía a los países. El resto se usa para calefaccionar hogares y para la industria en general.
Hacer circular vehículos a gas es para mí un error gravísimo del orden político.
Su costo está subsidiado y no por mucho tiempo más se podrán abastecer las estaciones de GNC. Las prioridades para este valiosísimo recursos son otras.
Abrazo.

Duxcrucis dijo...

No tengo hijos, pero pensare en los que si los teneis cuando nos veamos obligados a regresar a la epoca en la que el petroleo no se sabia ni lo que era.
Será un cataclismo para la especie. Si creyera en dios me pondria a rezar inmediatamente.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails