25 de julio de 2010

El paradigma alimentario global.






La realidad del imparable crecimiento demográfico atenta contra la eficiente y sustentable forma de alimentar a toda la humanidad.

La idea de sustentabilidad y eficiencia en materia de seguridad alimentaria, no sólo implica el cubrir las necesidad básicas de una población determinada en función de las posibilidades que la agricultura le otorgan a un determinado territorio. Implica también cuestionar el cómo un paradigma que se basa la explotación de escasos cultivos y concentra una proporción desmedida en la alimentación de especies animales para consumo, atenta contra las genuinas condiciones de expansión y continuación en un futuro cercano para sostenerse, por insuficiencia y devastación de recursos; sin siquiera poner el ojo en el intolerable maltrato animal al que someten las factorías alimenticias del mundo.




Pensemos acerca de la realidad hoy de los cultivos existentes en el mundo y su comparación con los disponibles pero no explotados:
Según los datos del Estado de los Recursos Fitogenéticos en el Mundo para la Alimentación y la Agricultura publicado por la FAO se estima que existen de 300.000 a 500.000 especies vegetales superiores, de las que se han identificado o descrito aproximadamente 250.000. Unas 30.000 son comestibles, y unas 7.000 han sido cultivadas o recolectadas en algún momento por los seres humanos para su consumo alimentario. Por consiguiente, se puede considerar que varios millares de especies contribuyen a la seguridad alimentaria. Sin embargo, a menudo se afirma que sólo 30 cultivos "alimentan al mundo". Estos 30 cultivos aportan el 95 por ciento de la energía (calorías) o las proteínas de la dieta. Solamente el trigo, el arroz y el maíz proporcionan más de la mitad de la ingesta energética mundial derivada de las plantas. Otros seis cultivos o productos básicos, a saber, el sorgo, el mijo, las papas, las batatas, la soja y el azúcar (de caña/remolacha) llevan esa ingestión energética a un 75 por ciento del total. En un examen del suministro de energía alimentaria a nivel subregional se destaca un número mayor de cultivos importantes, como el cacahuete, el guandú, las lentejas, el caupí y el ñame. 1




Hoy, cerca de 2/3 de la población mundial sufre, paradójicamente, de DESNUTRICIÓN O MALNUTRICIÓN. Esto significa, que mientras hay seres humanos que se están muriendo de hambre, tenemos casi la misma proporción de personas que sufren de sobrepeso y obesidad.

El vegetarianismo es una opción que no solamente tiene en cuenta los derechos animales, sino también tu salud y la viabilidad de un paradigma alimentario diferente, que contemple a una humanidad en crecimiento responsable para con ella misma y para con los recursos del Planeta.
Este video es una aproximación a la verdad del nefasto paradigma alimentario mundial que hoy impera en el mundo.







Si no estás convencido de cómo la ganadería amenaza al medio ambiente, podés visitar este post anterior con mayor información al respecto.
Si querés saber más acerca del vegetarianismo y su dieta, seguí la etiqueta.
Acerca del consejo de la ONU para ir migrando el paradigma alimentario hacia el vegetarianismo, visitá este post.


La única posibilidad para el cambio es creando conciencia.

 1 Centro de Origen de plantas cultivadas. Prodiversitas.

No hay comentarios.:

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails